sábado, 19 septiembre 2020 11:14

Los fisioterapeutas recomiendan practicar ejercicio para evitar o mitigar enfermedades cardiovasculares

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) ha recomendado practicar habitualmente ejercicio físico para evitar las enfermedades cardiovasculares, así como el tratamiento fisioterapéutico para mitigar y, después, prevenir sus síntomas.

La enfermedad cardiovascular comprende diferentes patologías que afectan al corazón y al sistema circulatorio como la enfermedad cardiaca, el accidente cerebro vascular y la hipertensión arterial. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido que al menos 20 millones de personas fallecerán en el año 2015 por enfermedad cardiovascular, lo que supone la mayor causa de muerte en el mundo.

Respecto a esto, el presidente del CGCFE, Miguel Villafaina, ha afirmado que varios estudios han demostrado que con solo realizar la mayoría de los días de la semana una marcha a paso ligero durante media hora, se puede prevenir una de cada tres muertes por enfermedad cardiovascular.

“El ejercicio, particularmente el acondicionamiento aeróbico y el entrenamiento de fuerza, es una de las intervenciones fundamentales que contribuyen a la prevención de accidentes, fallecimientos y discapacidades generadas por las enfermedades cardiovasculares”, ha añadido Villafaina.

Además, investigaciones en personas en riesgo de enfermedad cardiovascular han evidenciado que el ejercicio supervisado por el fisioterapeuta, acompañado de una dieta especializada, aporta mejorías significativas en la presión arterial, la calidad de vida y otros indicadores de salud al cabo de un año.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL, ACCIDENTE CEREBROVASCULAR Y ENFERMEDAD CARDIACA

Por otro lado, el tipo de entrenamiento de fuerza indicado por el fisioterapeuta puede reducir efectivamente la presión en hombres y mujeres ancianas. En este sentido, la hipertensión arterial es un factor de riesgo para el infarto cardíaco y el accidente cerebrovascular y puede ser controlada mediante el ejercicio.

De hecho, diversos estudios científicos han demostrado que el ejercicio de resistencia reduce la presión (sistólica y diastólica, así como en reposo), lo cual disminuye entre un 5 y un 9 por ciento las posibilidades de sufrir una enfermedad cardiaca.

En lo referente al accidente cerebrovascular, caminar 5 horas a la semana a paso moderado (4,8 kilómetros hora) reduce casi a la mitad (46%) el riesgo de sufrirlo, con respecto a las personas que no realizan esa actividad. Además, el ejercicio de resistencia, al disminuir la presión, también disminuye entre un 8 y un 14 por ciento el riesgo de un accidente vascular.

Por último, las revisiones sistemáticas de la evidencia muestran que el ejercicio terapéutico dirigido por fisioterapeutas es beneficioso para personas con enfermedad coronaria, fallo cardiaco y enfermedad obstructiva pulmonar crónica (EPOC).