Compartir

CÓRDOBA, 14 (EUROPA PRESS)

El recién reelegido presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha destacado este sábado que “a muchos les dolerá reconocerlo, porque les ha pillado con el pie cambiado y les ha dejado sin discurso”, pero, según subraya, “la crisis ya no es una realidad para España”. Amor ha sido respaldado con 290 de los 303 votos realizados, lo que supone el 95,7% de los votos.

Durante su discurso tras la votación, con la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el representante de los autónomos ha manifestado que “nadie hace un año podía imaginar que estaríamos creciendo y creando empleo por encima de los vecinos europeos”, a lo que añade que “nadie imaginaba, ni siquiera nosotros mismos, que los españoles íbamos a ser capaces de dar la vuelta a una de las peores crisis de nuestra historia democrática”.

En este sentido, apunta que “si hay algo que hay que agradecer a este Gobierno es que sí creyó” en los autónomos, puesto que “creyó en que España podía salir por si sola”, indica Amor, quien resalta que “el Gobierno fue autónomo y creyó en los autónomos y ha hecho que sus valores sean los de toda una sociedad y los suyos propios”.

Mientras, comenta que “muchos han acusado” a los autónomos de “ser complacientes con el Gobierno”, si bien aclara que “ATA, como los autónomos que representamos, no tiene color, pero sí un profundo sentido de Estado”. Por eso, afirma que desde la asociación han “optado por construir y no por destruir, hemos elegido trabajar por la solución lejos de los focos y no por el cabreo y la queja pública”.

No obstante, agradece la labor de las administraciones que “se involucran porque creen en los autónomos y en los emprendedores, porque saben que es en ellos en los que reside la clave del cambio y la llave de la creación de empleo en el país”. Así, ha mencionado a distintas administraciones, entre ellas el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

LEGISLATURA CON MÁS APOYO

Entretanto, Lorenzo Amor valora que esta ha sido “la legislatura en la que más se ha legislado a favor de los autónomos y se ha demostrado que son las medidas diseñadas por y para los autónomos las que funcionan y tienen más impacto para el empleo”.

Al respecto, señala que “la flexibilidad interna de la reforma laboral frenó la sangría de empleos en empresas de pequeña dimensión y negocios de autónomos”; el plan de pago a proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) “evitaron la muerte de miles de pymes y autónomos, ahogados por la morosidad pública”; las tarifas planas, la de 50 euros para emprender, la de cien para contratar o la nueva de eximir los primeros 500 euros de salario de cotizar, han hecho que “en España se pierda el miedo a emprender y a contratar de forma estable”.

Además, destaca que “la reforma fiscal y la reducción en el IRPF ha supuesto la primera subida de los salarios de los últimos siete años de crisis”. Pero quizás, considera que “no se ha sabido explicar así y muchos autónomos se quedarán con la subida del IVA, el rescate de los bancos que no les rescataron a ellos o la condena a la indigencia que suponía fracasar como autónomo”.

PETICIONES AL GOBIERNO

De este modo, Amor ha sugerido al presidente del Gobierno que “hay margen para cambiar”, ante lo cual cree que “se pueden rebajar las retenciones al 15%”, o “reducir el recargo del 20% por el retraso de 24 horas en el pago a la Seguridad Social”. Así, asegura que “es totalmente desproporcionado y todavía no he visto a ninguna Administración pagar un 20% de recargo cuando se retrasa en el pago de una factura o una devolución fiscal y aún menos a una empresa del IBEX”.

Por otra parte, comenta que “la rebaja del IVA cultural sería una gran noticia, pero no olviden que ni en el sector cultural, ni en las actividades que vieron subir su IVA en 13 puntos porcentuales son todos actores y actrices, también hay técnicos, artistas, peluqueros y miles de autónomos que también tienen su público y tienen que venderse 13 puntos más caros”.

En este punto, anima a seguir “en la senda de la eliminación de trabas para convertir a las administraciones en aliado y no en enemigo”, al tiempo que subraya que “no habrá segunda oportunidad sin vinculación al reempredimiento y se contemplen las deudas públicas, que son las que realmente hunden a los autónomos”.

Al respecto, señala que “en España aún uno de cada cuatro autónomos vive un calvario, y muchos ciudadanos aún no perciben la recuperación en sus bolsillos”. Y aunque, agrega, “se puede afirmar que este año, recuperaremos el tejido empresarial perdido, no podemos olvidar al 40% de los autónomos que no ha sobrevivido a esta crisis”.

RECLAMACIONES A LA COMUNIDAD ANDALUZA

Asimismo, el presidente de ATA ha apuntado que “Andalucía no puede seguir dando la espalda a los casi 500.000 autónomos que hay en esta tierra, siendo una de las comunidades en las que resulta más caro ser autónomo fiscalmente”, a lo que añade que “no puede permitirse que la sucesión empresarial sea inviable, no puede seguir en la política de la subvención sin buscar en la interlocución soluciones y dar a los autónomos su sitio en la concertación social”.

En su opinión, “Andalucía tiene en su mano avanzar o seguir en el furgón de cola”. Y es que, defiende, “a la larga un colectivo que ya supone el 20% de la fuerza laboral, el 80% del tejido empresarial y que crea uno de cada tres empleos en el país, y que va a ir a más no pueden seguir siendo considerados como 'ciudadanos de segunda'”.

En fin, considera que “Andalucía terminará siendo lo que los autónomos quieran que sea”, de manera que asegura que esta comunidad, igual que el país, “saldrá adelante con los autónomos, o si no, no saldrá”, porque, apostilla, “lo que hemos demostrado es que si a los autónomos les va bien a España le irá mejor”.

Cabe recordar que en la asamblea de ATA tenían derecho a voto 400 compromisarios, que representan a 261 organizaciones de autónomos, tanto territoriales como sectoriales, por lo que Amor necesitaba el apoyo de al menos 267 votos y ha alcanzado 290 de 303 votos, el 95,7%.

La junta directiva de la candidatura de Amor está compuesta por 31 profesionales vinculados al mundo del autónomo, que proceden de las 17 comunidades autónomas y que representan a todos los sectores de actividad en los que participa el colectivo.

De estos 31 miembros, 21 son varones (67,7%) y diez son mujeres (32,3%), empezando por la vicepresidenta ejecutiva, Celia Ferrero, de la Asociación de Autónomos de Madrid-ATA. La media de edad de este equipo es de 48 años.