Compartir

LONDRES, 13 (Reuters/EP)

El líder del Partido Laborista, Ed Miliband, se ha visto envuelto en una polémica después de que mostrara durante una entrevista con la BBC una de las dos cocinas que posee su mansión, valorada en dos millones de libras.

La polémica ha surgido cuando se han difundido las imágenes de la entrevista, realizada a Miliband en su cocina, acompañado con su mujer, Justine. Algunos medios e internautas se han mofado de la cocina por sus pequeñas dimensiones y ha sido entonces cuando un amigo del líder laborista ha desvelado que tiene una segunda cocina mucho mayor.

La polémica ha crecido en las redes sociales, bajo la etiqueta #Kitchengate, centrada en las dos cocinas de la lujosa mansión de Miliband. Los duros ataques que está recibiendo podría afectar a sus opciones en las elecciones del próximo mes de mayo, en las que se esperan unos resultados muy ajustados frente a los conservadores que dirige el actual primer ministro, David Cameron

Así, Miliband se enfrenta ahora a una lluvia de críticas de los principales medios conservadores británicos que le llaman hipócrita por hacer campaña con promesas para la clase obrera y vivir en una vivienda valorada en 2 millones de libras, unos 2,48 millones de euros.

La prensa de derechas ha venido caricaturizando al líder laborista como una persona con pocas habilidades sociales y como un 'empollón' de izquierdas.

En el video, la pareja aparece en un ambiente relajado tomando un té en una cocina modesta. Este hecho llevó a la prensa sensacionalista a mofarse de la cocina de la familia Miliband, que la describió como demasiado humilde y algún medio llegó a tacharla de “arquitectura comunista”.

LA POLÉMICA DE LA SEGUNDA COCINA

Los feroces ataques contra los Miliband llevaron a un amigo de la pareja a salir en su defensa y a asegurar en Twitter que el espacio que salió en la entrevista era en realidad la segunda cocina del matrimonio. “Cuentan con una cocina principal que es adorable”, señaló el amigo, una declaración que la prensa sensacionalista ha querido sacar punta.

El episodio ha propiciado las críticas contra Miliband, quien paradójicamente suele poner el acento sobre el linaje de Cameron y su falta de capacidad para empatizar con las familias con menos recursos en Reino Unido.

De este modo, los políticos conservadores han pasado al ataque y han criticado duramente la hipocresía del líder laborista. “Claramente Miliband no tiene sufre el impacto de la crisis”, ha espetado un diputado 'tory'.

“Es fácil sermonear a la gente sobre la pobreza desde una mansión de 2 millones de libras”, ha añadido el diputado.

Por su parte, Miliband ha negado que la entrevista en la BBC haya perjudicado a su popularidad y ha matizado que su vivienda sea tan ostentosa. “Cuando compramos la casa tenía una cocina en el piso de abajo, y no es la que solemos usar. Utilizamos la pequeña que se encuentra en el piso de arriba”, ha explicado el líder laborista.

Este escándalo surgido este viernes no es la primera ocasión el que la prensa conservadora trata de desacreditar la condición de Miliband de ser “el hombre del pueblo”.

El Partido Conservador de Cameron tiene cuatro puntos de ventaja sobre los laboristas, según un sondeo de YouGov publicado este martes, lo que supone la mayor ventaja para su formación en los últimos tres años, aunque se prevé que las elecciones de mayo estén muy igualados.