Compartir

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Administraciones Públicas del PSOE y portavoz del ramo en el Congreso, Susana Sumelzo, ha registrado este viernes un recurso de amparo ante el presidente del Congreso, Jesús Posada, por la “burda” y “displicente” respuesta que, a su juicio, ha dado el Gobierno a las preguntas que le formuló sobre los ahorros que se han conseguido con el plan de reforma de las administraciones públicas impulsado por el Ejecutivo.

En ese escrito, Sumelzo se queja de que el Gobierno ha sido “incapaz” de responder a preguntas “tan sencillas” como “qué cantidad de ahorros se han producido por la supresión de cada uno de los organismos, entidades y observatorios” eliminados o cuántos ahorros se han logrado gracias a la “centralización de contratos”.

La diputada aragonesa denuncia que el Gobierno ha tenido la “desfachatez”, en primer lugar, de remitirla a una comparecencia para que busque allí las respuestas a sus preguntas, en vez de contestarlas por sí mismo, y que, ante los datos desagregados que pedía conocer, se haya “despachado” con un simple “no existen datos con ese nivel de desagregación”, en lugar de ofrecer los que tenga disponibles.

“Responder de manera displicente a las preguntas que formulan los diputados no puede ser admitido. Las respuestas artificiosas aferrándose a formulaciones estrictamente literales, no pueden convertirse en excusas ni maniobras dilatorias que faculten al

Gobierno a rehusar la labor de control que constitucionalmente le corresponde al Parlamento”, avisa Sumelzo en su recurso de amparo.

CONFIRMA SUS “MENTIRAS”

La portavoz socialista remarca, además, que con esta actitud “impropia”, el Ejecutivo demuestra que no se “toma en serio al Parlamento”. A su juicio, el silencio del Gobierno ante las cuestiones que le planteó “confirma” las “mentiras” que ha venido diciendo sobre la reforma de las Administraciones públicas.

“El Gobierno es capaz de decir que se han ahorrado 4.000 millones de euros cuando en realidad entre 2013 y el 2015, el Presupuesto Consolidado del Estado en gastos corrientes en se ha incrementado en 680 millones de euros”, apunta Sumelzo.

Asimismo, se queja de que tampoco le han respondido a por qué sostiene el Gobierno que el despido de empleados públicos, la reducción de sus derechos o la congelación de la Oferta de Empleo público “son medidas de mejora de la gestión pública”.

“Ni una palabra sobre el impacto de la reducción de más de 300.000 empleados públicos en los servicios públicos esenciales de sanidad, educación, servicios sociales, seguridad e inspección tributaria”, ha denunciado Sumelzo, quien también recalca que no ha recibido respuesta sobre “el fracaso de la factura electrónica o los periodos medios para la creación de empresas”.

A su juicio, con su “burda” respuesta, el Gobierno “trata de eludir la verdadera inconsistencia de las medidas que anunció a bombo y platillo” y el “fracaso” de la reforma de la Administración que considera “un plan sin metas, sin seguimiento, sin marcadores de resultados y sin respaldo presupuestario”. “No es más que un plan fantasma”, ha resumido.