Compartir

Caja Rural Castilla-La Mancha ha obtenido “un crecimiento espectacular a lo largo de 2014”, superando en volumen a entidades tradicionalmente mayores, hecho que ha propiciado su escalada del séptimo al tercer puesto en tan solo un año, según el 'Balance Público' anual que presenta la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc).

La entidad financiera se sitúa así como la primera cooperativa de crédito del centro del país y la tercera del ranking nacional, en un pódium compuesto por Cajas Rurales Unidas (Cajamar), Caja Rural de Navarra, y la propia entidad castellano-manchega, según este informe.

Caja Rural Castilla-La Mancha cerró el ejercicio 2014 con un beneficio antes de impuestos de casi 23 millones de euros, y un incremento espectacular al presentar un activo de balance de casi 6.700 millones de euros, lo que supone un 21,8% más en relación al pasado año, ha informado la entidad en nota de prensa.

El director general de la entidad financiera, Víctor Manuel Martín López, ha señalado que “estos resultados son un estímulo y un acicate para seguir trabajando de la mano de nuestros socios y clientes, porque hemos multiplicado la entidad por dos en tan solo cuatro años”.

A su juicio, esta posición alcanzada ratifica “la credibilidad, garantías y dimensión que posee actualmente Caja Rural Castilla-La Mancha, refrendada por nuestros ratios de solvencia, baja mora y eficiencia. Estamos satisfechos de ser referentes en nuestra tierra y ahora también en el conjunto del país”.