Compartir

El Sindicato de Enseñanza ANPE ha exigido la reducción en las ratios de aulas “si realmente existe mejora en la situación económica” y ha destacado “el grave perjuicio que supuso y supone para el sistema educativo público el aumento de unas ratios que ya eran excesivas”.

El sindicato se ha mostrado “cansado de los discursos sobre la recuperación”, pidiendo que esta “se traduzca en medidas reales y en el cese de los recortes en uno de los ámbitos más trascendentales para el progreso de un país y de una región”, según ha informado Anpe en nota de prensa.

El sindicato ha recordado que el Real Decreto-Ley 14/2012 “faculta a las comunidades autónomas para que, en momentos de limitación de la tasa de reposición de efectivos por debajo del 50 por ciento, se pueda aumentar hasta en un 20 por ciento el número máximo de alumnos por aula”.

En este sentido, ha mantenido que “una vez que la tasa de reposición se ha modificado y es del 50 por ciento en Castilla-La Mancha, no hay por qué seguir manteniendo en las aulas unas ratios tan elevadas y que restan oportunidades de mejor atención a los alumnos y puestos de trabajo a nuestros interinos”.

Asimismo, ha apuntado que el Gobierno regional “pidió a los docentes un sobreesfuerzo con la promesa, reiteradamente incumplida, de que finalizaría en cuanto la situación económica mejorara y que se les compensaría con el mejor acuerdo marco para el sector educativo”.

Además, ha reiterado que “tanto el Real Decreto-Ley 14/2012 como el Decreto 105/2012, que han supuesto graves recortes, iban a ser temporales y transitorios”, aunque, según Anpe, “ambos decretos siguen más vigentes que nunca, configurándose como permanentes”.