Compartir

El PSOE ha exigido a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que “corte ya de raíz” los casos de trabajadoras interinas de la Consejería de Educación a las que se está despidiendo después de que se les dé la baja médica por tener embarazos de riesgo.

Así se ha pronunciado en rueda de prensa la responsable del área de Educación del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, quien ha informado de que “hay tres sentencias al menos que ella conozca que ya han declarado nulos tres despidos por este tipo de procedimientos”.

La diputada socialista ha pedido a Cospedal, “a quien se le llena la boca diciendo que está muy comprometida con la maternidad”, que se tome “en serio” este asunto, así como la actitud del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, en relación a las mujeres docentes.

Según ha explicado, la Orden que ampara este tipo de decisiones es la de 29 de agosto de 2013 de la Consejería de Educación que se refiere al acceso a los puestos de trabajo de docentes en régimen de interinidad.

Dicho esto, ha comentado que la Consejería podría interpretar el artículo 6 de esta orden, que habla del cese de los funcionarios interinos y del incumplimiento sobrevenido de los requisitos exigidos para su nombramiento, “de otra manera”, pero lo hace, ha dicho, “de la peor forma posible”.

“Es escandaloso que no solo no se modifique la orden sino que se interprete de la peor manera, más torticera y machista posible en detrimento de los derechos de las mujeres y de la maternidad, que, a su juicio, estamos en la obligación de protegerla”.

Ecografías en Ciudad Real “en un hotel”

De otro lado, la diputada regional socialista ha calificado de “escandaloso” que en Ciudad Real se estén haciendo resonancias magnéticas en un camión y ecografías en un hotel. “¿Que va a ser lo siguiente?, esto es escandaloso, esto no es normal ni habitual”, ha advertido.

Con estas palabras, Fernández se ha hecho eco de la información que ha publicado el diario provincial 'Lanza', en la que se asegura que el Hospital General Universitario de Ciudad Real está derivando pruebas de ecografías a la Fundación Médica 'Méndez Bonal' que tiene alquilado un despacho, en concreto el 202, en el centro de empresas del Hotel Cumbria de la capital.

“¿Esto es la modernidad y la modernización, por ahí va la privatización a la sanidad y la colaboración pública-privada que tanto vendía la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz?”, se ha preguntado la diputada.

Asimismo, se ha preguntado “si no hay dinero para comprar un par de ecógrafos instalados en el Hospital y con un par de médicos hacer ecografías”, algo que, a su juicio, “sería más barato que llevar a los pacientes a un hotel”. “No sé a que está jugando Cospedal con la sanidad en Castilla-La Mancha”, ha sentenciado.

Entre otros “escándalos” que están sucediendo en la sanidad castellano-manchega, la portavoz socialista ha denunciado que en el Hospital de Villarrobledo se están dando citas falsas.

Cospedal tuvo “un ataque de sinceridad”

En otro orden, Blanca Fernández ha asegurado que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, tuvo este martes “un ataque de sinceridad” cuando dijo que dejar la Secretaría General del PP es una “opción” si gana las próximas elecciones porque “ella es consciente de que su silla en el PP se está moviendo desde hace mucho tiempo”.

Asimismo, Fernández ha apuntado que Cospedal sabe que “los líos en el PP son profundos” y que “ella ha tenido mucha parte de responsabilidad de esos líos dentro del PP, el último ejemplo, lo sucedido con Esperanza Aguirre”.

“Cospedal sabe que esa silla es fácil que se la muevan y por tanto hoy ha pensado otra cosa y hoy nos dice otra cosa”, ha dicho la diputada socialista, quien este asunto le recuerda, ha afirmado, “a lo de la indemnización en diferido”.

A continuación, ha dicho que la presidenta regional “ya está destrozado suficientemente a Castilla-La Mancha y está dejando echo unos zorros el PP”. “A mi esto segundo no me importa, que se apañen en el PP, pero en Castilla-La Mancha los ciudadanos la van a quitar de presidenta”, ha recalcado.

La diputada se ha mostrado convencida de que Cospedal no va a volver a gobernar Castilla-La Mancha porque, según ha manifestado, “está haciendo mucho daño y está destrozando nuestra tierra, sobre todo la sanidad”.

Recuerdo a las víctimas del 11-M

Por último, desde el PSOE de Castilla-La Mancha han querido tener en este 11 de marzo palabras de recuerdo a las víctimas del 11-M en el undécimo aniversario de los atentados.

“El olvido es un lujo que no nos podemos permitir”, ha asegurado Blanca Fernández, quien ha señalado que “jamás deberíamos olvidar el peor atentado terrorista que sufrimos en este país”.

A su juicio, “no deberíamos olvidar jamás a los casi 200 fallecidos, a los heridos, con secuelas aún once años después, y a sus familiares”, ha concluido.