Compartir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas insta al Teatro Real a seguir adoptando medidas tendentes a equilibrar su presupuesto, asegurando su viabilidad en el futuro, a seguir potenciando el mecenazgo privado, y a mejorar las previsiones de gastos e ingresos de las coproducciones con otros teatros e instituciones, ajustando “más fielmente” su aportación definitiva al coste de estas coproducciones.

Así se desprende de tres propuestas de resolución que han sido aprobadas por unanimidad de los grupos parlamentarios, y que fueron presentadas tras el informe del Tribunal de Cuentas del pasado mes de octubre, donde se reflejaba que la contabilidad del Real había registrado “importantes desviaciones” en la ejecución presupuestaria, con menos ingresos de los previstos (casi 4,5 millones en 2012), y que ponían en peligro la viabilidad de la institución.

En la presentación en las Cortes del informe en diciembre, el presidente del órgano fiscalizador, Ramón Álvarez de Miranda, se mostró “convencido” de que la gerencia del Teatro Real iba a ser capaz de superar “esa situación económicamente difícil”.

Por su parte, el Teatro Real defendió, en declaraciones a Europa Press, que la institución no tenía “ni un euro de endeudamiento” y que salía “fortalecido de la crisis”, pese a ese informe “no respondía a la realidad del Real”, sino a un análisis de 2012. A partir de ese momento, el Real ha hecho “los deberes” y en la actualidad “tiene sus cuentas equilibradas”.

CONSOLIDAR EL MODELO DE GESTIÓN

Asimismo, se plantea al Teatro que consolide su actual modelo de gestión, con una combinación de la gestión pública y el mecenazgo privado, una política de reducción de gasto y al mismo tiempo el incremento de ingresos, con medios como el patrocinio.

Además, se le aconseja que siga trabajando en el proyecto cultural del Teatro, “que hasta ahora ha alcanzado metas artísticas sobresalientes”, abriendo sus puertas a nuevos públicos y especialmente a los jóvenes, sin olvidar el programa pedagógico y el recientemente creado programa social a personas en riesgo de exclusión social.

Igualmente, el Parlamento le propone la aprobación de presupuestos y escenarios plurianuales, como se ha hecho para 2015 y 2016, que permitan un mayor seguimiento del gasto y de los ingresos, y que al mismo tiempo supongan un compromiso de las administraciones públicas en la financiación del proyecto.