Compartir

MOSCÚ, 9 (Reuters/EP)

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha concedido la medalla por “servicios a la patria” de segunda clase a Andrei Lugovoi, prioncipal sospechoso del envenenamiento del opositor Alexander Litvinenko, quien finalmente falleció en un hospital londinense en 2006.

La condecoración se debe a la contribución de Lugovoi al desarrollo del Parlamento ruso, según publica la gaceta oficial del Estado de la Federación Rusa.

Litvinenko falleció en su exilio de Londres tras ser contaminado con un isótopo radiactivo, Polonio-210. Litvinenko llegó a tener el rango de teniente coronel en los servicios secretos soviéticos, la KGB, y siguió ocupando cargos de responsabilidad en el FSB, heredero de la KGB.

Sin embargo, a finales de los 90 se enfrentó al jefe del FSB, Vladimir Putin. La investigación británica apunta a Lugovoi, hoy diputado ruso, como principal sospechoso de la muerte de Litvinenko.

Este mismo lunes también se ha conocido la concesión de la Insignia de Honor al presidente de la república rusa de Chechenia, en el Cáucaso, Ramzan Kadirov, por sus “logros profesionales, su largo servicio y su trabajo cívico”.

El domingo, Kadirov reconoció que uno de los detenidos por el reciente asesinato del dirigente opositor Boris Nemtsov trabajaba para el Ministerio del Interior checheno y destacó que era un “profundo devoto” musulmán que se vio muy afectado por la publicación de caricaturas de Mahoma en el semanario satírico francés 'Charlie Hebdo', defendida por Nemtsov.