Compartir

Cree que el “error” de su padre fue no renunciar a la herencia en 1980

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El hijo del expresidente de la Generalitat Oleguer Pujol ha explicado este lunes que en 1990 recibió unos 60 millones de pesetas del legado de su abuelo Florenci Pujol, y cree que todos sus hermanos recibieron la misma cantidad, aunque precisa que no lo sabe con seguridad.

“Entiendo que sí”, ha respondido en la comisión del Parlament sobre fraude al preguntarle Oriol Amorós (ERC) si todos sus hermanos recibieron la misma parte del legado; sin embargo, al repreguntarle por qué Oriol Pujol dijo hace una semana en el Parlament que nunca había tenido fondos en el extranjero, ha contestado que él eso no lo sabe.

Pese a que ha subrayado que esa pregunta debería hacérsela a quien repartió el legado, ha reconocido que entiende que se hizo entre todos los hermanos y la esposa del expresidente de la Generalitat, Marta Ferrusola.

“No sé qué han hecho ellos. Yo he invertido en un perfil muy conservador”, ha detallado sobre cómo gestionó sus fondos, una cuenta que –ha dicho– se ha basado en la confianza absoluta que tiene en su hermano mayor Jordi Pujol Ferrusola –encargado de gestionar el legado del abuelo desde 1992– y en que era un dinero oculto.

Por eso, ha explicado que hasta hace poco tiempo nunca había tenido ninguna documentación, extractos bancarios y detalles de rentabilidad de esa cuenta, y ha añadido que viajaba como máximo una vez al año a Andorra para controlar los fondos.

ERA UN FONDO “POR SI ACASO”

“No era un fondo con el que pensase ganar dinero. Era una reserva, un por si acaso”, según él, y ha añadido que el debate ético sobre defraudar a Hacienda siempre estuvo presente aunque nunca se habló entre la familia.

Ha admitido que probablemente su padre Jordi Pujol debió renunciar en 1980 al legado, ya que, una vez aceptado, “era imposible o muy difícil regularizarlo” por presidir la Generalitat.