Compartir

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La automedición de la presión arterial podría evitar hasta el 46 por ciento de los diagnósticos erróneos en las consultas producidos, en muchos casos, por el 'síndrome de la bata blanca', según ha informado la presidenta de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), Nieves Martell.

Por este motivo, la sociedad ha elaborado el primer protocolo validado científicamente para enseñar a la población a tomarse la presión arterial en casa y, posteriormente, mostrar al médico los resultados de una forma más objetiva y real.

Y es que, según ha avisado Martell, hay un porcentaje “muy importante” de personas que cuando acuden a la consulta presentan niveles de presión más elevados de lo normal, a pesar de que estén bien medicados.

Además, según un estudio publicado en la revista 'Hypertension', la hipertensión arterial de 'bata blanca' se incrementa de forma continua desde el 2,2 por ciento entre la población de 18 a 30 años, hasta el 19,5 por ciento en los mayores de 70 años. Un hecho “preocupante”, si se tiene en cuenta que actualmente en España hay 14 millones de hipertensos y sólo el 60 por ciento están diagnosticados.

“Con el fin de aumentar el diagnóstico y de que se ajuste a la realidad, hemos creado este protocolo que explica a la población las mejores pautas para medirse la presión arterial y da la opción de que apunten los niveles para, posteriormente, mostrárselo al médico que es el responsable de poner, o no, un tratamiento farmacológico”, ha apostillado Martell.

CONSEJOS PARA MEDIRSE LA PRESIÓN ARTERIAL

En concreto, en el trabajo elaborado SEH-LELHA se dan una serie de pautas para medir la presión que consisten en, a través de un monitor semiautomático, realizarse mediciones una semana cada tres meses. En esta semana se deben realizar tres mediciones por la mañana y otras tres por la noche, con un intervalo de reposo de un minuto entre cada una.

Asimismo, a los ya diagnosticados, es aconsejable mirar los niveles de presión tres días a la semana, dos veces en el desayuno y dos antes de la cena, reposando al menos cinco minutos antes y habiendo ido al baño.

Es también aconsejable no realizar la medición después de comer o tras realizar ejercicio físico, evitar el consumo el consumo de tabaco, café y alcohol 30 minutos antes de la toma, y anotar siempre los resultados. Tampoco se recomienda hacerlo cuando se esté cansado, estresado o enfadado porque, tal y como ha comentado Martell, en estas situaciones la probabilidad de lectura elevada de la presión arterial es “muy alta”.

La postura es otro de los factores a tener en cuenta a la hora de automedirse la presión arterial. En este sentido, el protocolo aconseja tener los dos pies apoyados en el suelo, la espalda sobre el respaldo y el brazo en el que se vaya a realizar la medición en reposo encima de la mesa.

“El objetivo es que las automedidas las realicen todos los pacientes para que estén involucrados en su enfermedad y que, al mismo tiempo, el médico pueda conocer bien si es o no hipertenso, cuáles son sus niveles y si la medicación le funciona o no”, ha apostillado Martell.

'XX REUNIÓN ANUAL DE LA SEH-LELHA'

Finalmente, la presidenta de la SEH-LELHA ha informado de que los próximos 11 y 13 marzo se va a celebrar la 'XX Reunión Anual de la SEH-LELHA', donde, además de presentar estas pautas, se va a analizar los nuevos aparatos para la medición de la presión arterial.

Además, se van a celebrar una serie de eventos en la calle dirigidos a la población en general con el objetivo de concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de prevenir la hipertensión.

Y es que, tal y como ha avisado Martell, las principales complicaciones de esta enfermedad son el infarto, insuficiencia cardiaca, ictus, enfermedad arterial periférica, insuficiencia renal e, incluso, demencia.