Compartir

Un ejército común de la UE desmotraría al mundo que nunca va a volver a haber una guerra entre los países de la UE”, ha afirmado Juncker en una entrevista publicada este domingo por el periódico alemán 'Welt am Sonntag'. “Este ejército también nos ayudaría a configurar una política exterior y e seguridad común y permitiría a Europa asumir sus responsabilidades en el mundo”, ha argumentado.

Juncker ha destacado la función disuasoria de este ejército común y ha argumentado que en el caso de Ucrania habría sido “útil”. “Con su propio Ejército, Europa podría reaccionar con mayor credibilidad a las amenazas a la paz en un Estado miembro o en un Estado vecino”, ha resaltado.

“El ejército europeo no sería para desplegarlo de inmediato, sino que supone un mensaje claro para Rusia sobre nuestra seriedad a la hora de defender los valores europeos”, ha añadido.

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha apoyado a Juncker. “Nuestro futuro como europeos pasa en algún momento por un ejército europeo”, ha afirmado Von der Leyen en declaraciones a la radio alemana.

Los ejércitos de la UE colaboran ya en grupos de batalla conjuntos formados a partir de contingentes aportados por los países miembros y que van rotando sucesivamente. El objetivo es que estos grupos funcionen como fuerza de reacción rápida, pero nunca han sido utilizados en crisis reales.

Además, Reino Unido y Francia, dos de las principales potencias militares del bloque, hasta ahora rechazan ceder competencias militares a la UE y respaldan el mayor protagonismo de la OTAN.