Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

“El CSIC no tiene constancia de que en su propio ámbito haya una situación de precariedad que afecte a miles de investigadores”, señala el Gobierno en una respuesta en el Congreso, recogida por Europa Press, al diputado de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, quien le cuestionaba por la situación de “precariedad” que viven “miles de investigadores”.

Esta pregunta se formulaba a raíz de que el equipo del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que descubrió el método de detección precoz del cáncer corre el riesgo de perder el empleo en verano como consecuencia de los recortes existentes en este organismo.

Es más, sostiene que los investigadores pueden irse al paro a partir del próximo verano, a no ser que el CSIC logre fondos de la Unión Europea para poder salvar esta situación. Por ello quería saber si el CSIC dispone de presupuesto para ampliar los contratos temporales de estos investigadores.

El Gobierno señala en este sentido que los contratos temporales a los que se refiere traen causa de los proyectos y contratos de investigación competitivamente conseguidos por los investigadores de plantilla del CSIC, la respuesta sólo puede ser afirmativa, pero sujeta a la condicionalidad de la obtención de esos proyectos y contratos de investigación.

¿PRECARIEDAD LABORAL?

Asimismo dice que “no debe confundirse temporalidad en la contratación con precariedad laboral”. Según defiende, la naturaleza de la actividad investigadora y su vinculación a la existencia de los referidos proyectos o contratos de investigación que permitan su financiación tiene como consecuencia directa la utilización de la modalidad contractual de 'obra o servicio determinado'.

“Esta concreta fórmula establece como premisa que la duración máxima del contrato guarde directa relación con la duración máxima del proyecto o contrato, lo que no puede interpretarse en términos de precariedad”, añade.

Por último, señala que, dado que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es un organismo del sector público, la oferta de empleo público será el instrumento que regule sus necesidades de recursos humanos, con asignación presupuestaria, que deban proveerse mediante la incorporación de personal de nuevo ingreso.

“Un ingreso que deberá llevarse a cabo mediante procedimientos que garanticen los principios de transparencia, igualdad, mérito y capacidad, que deben presidir el acceso a los puestos de trabajo en el sector público. La política de Recursos Humanos para la Investigación es prioritaria para la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación”, sostiene, indicando que en 2015 la tasa de reposición para el personal investigador pasará a ser del 50%, frente al 10% actual.

Además, defiende que a lo largo de esta legislatura se han convocado todas las convocatorias de recursos humanos y los programas existentes apuestan por la estabilización del personal investigador. Asimismo, indica que, dentro de la tasa de reposición del personal de las Universidades, al menos un 15% del total de plazas deberán ser destinadas a la contratación, como personal laboral fijo, de personal investigador doctor que haya finalizado el Programa Ramón y Cajal y haya obtenido el certificado I3.