jueves, 1 octubre 2020 14:49

Una nueva técnica permite ver los vasos de la retina sin necesidad de inyectar un contraste intravenoso

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

En los próximos meses estará disponible en España una nueva técnica en el ámbito del diagnóstico de las patologías de la retina, se trata de la Angio OCT (Tomografía de Coherencia Óptica), la cual permite ver los vasos de la retina sin necesidad de inyectar un contraste intravenoso.

Según ha explicado a Europa Press la presidenta de la Sociedad Española de Retina y Vitreo, la doctora Marta S. Figueroa, “es una técnica no invasiva que permite evaluar los vasos de la retina; la OCT es un aparato que emitiendo unas luces en el ojo a través de la pupila dilatada permite analizar las distintas capas de la retina”.

Lo más novedoso es que, “gracias a la acción de salud dentro del ojo y al análisis informático”, con esta técnica “somos capaces de ver todos los vasos de la retina sin necesidad de inyectar un contraste”.

Hasta ahora, la técnica estándar para valorar los vasos de la retina es la angiografía con fluoresceína, que consiste en inyectar un colorante en la vena antecubital para, a partir de ahí, recoger, mediante cámaras especiales, una imagen de toda la trama vascular. Esta técnica, además de que tiene riesgos de efectos adversos, podía provocar defectos conocidos en la formación de imágenes de todas las capas de la vasculatura retinal.

La herramienta que podrá empezar a utilizarse en unos meses en España, y cuyo prototipo se presenta estos días en el XIX Congreso Anual de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), que se celebra en Madrid, permite visualizar los vasos de la retina tan solo analizando su forma, “mucho más rápido y sin efectos adversos”.

De este modo, se evitan los riesgos que puede ocasionar en el paciente la inyección de un contraste intravenoso, además muestra una imagen de proporciona alta resolución de visualización de la estructura vascular en tres dimensiones.

UNA HERRAMIENTA MUY ÚTIL

Esta herramienta será muy útil para observar sobre todo a los pacientes ideáticos, “en estos pacientes la primera alteración en el fondo de ojo es un cambio en la alteración de los vasos, si conocemos esos cambios podemos ver cómo evolucionan y si en algún momento es preciso tratarlo”.

Figueroa ha recordado que la retinopatía diabética es por desgracia una enfermedad muy frecuente porque, lamentablemente, la diabetes cada vez afecta a más población, en España un 13 por ciento la sufre y muchos de ellos desarrollarán retinopatía diabética, y, dentro, el edema macular que es la complicación que hace perder con más frecuencia la visión a esos pacientes”.

“Esta técnica nos va a permitir conocer el estado de la retina y ver que tratamientos usar, además el OCT nos permitirá ver si hay líquido acumulado en la retina para ponerle tratamiento”, añade.

Los pacientes que más se van a poder beneficiar de esta técnica son los pacientes diabéticos, pero también pacientes con otras enfermedades vasculares de la retina como puede ser las oclusiones venosas de la retina –tanto derrama como la oclusión de vena central de la retina–, otras oclusiones vasculares como los microaneurismas. “hay distintas patologías de la retina que se van a beneficiar de esta técnica, pero con mucho, la que más, por su prevalencia, es la retinopatía diabética”.