Compartir

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Constitucional (TC) ha decidido no admitir a trámite el recurso de amparo que presentó en octubre pasado la defensa de José Bretón, condenado a 40 años de prisión por el asesinato de sus dos hijos, Ruth y José, en octubre de 2011 en la capital cordobesa, tras la sentencia del Tribunal Supremo (TS) de julio de 2014 que confirmó la condena impuesta por la Audiencia Provincial de Córdoba, que también ratificó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales, que indican que el Tribunal Constitucional “inadmite” dicho recurso y no ha entrado a resolverlo. La defensa, ejercida por la abogada Bárbara Royo, lo presentó por “la vulneración del derecho fundamental a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva sin indefensión, a un proceso con todas las garantías, al juez imparcial y a la legalidad penal”.

Mientras, desde el despacho de la letrada defensora han manifestado a Europa Press que la intención es llevar el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por “vulneración de derechos humanos” sobre José Bretón, quien se encuentra interno en el Centro Penitenciario de Villena (Alicante) y está a la espera de que la Audiencia Provincial de Córdoba resuelva la petición sobre que se fije el límite máximo de cumplimiento de su condena en 25 años.

Cabe recordar que, según apuntaron desde la defensa en su momento, “la doctrina Bretón establecida por el Tribunal Supremo implica una brutal merma del Estado de Derecho”, puesto que la sentencia “se queda en la superficie y rehuye entrar en el fondo del recurso de casación” que formuló la defensa, pues, “si se hubiese entrado en el fondo, ¿se habría tenido que deducir testimonio contra más de una persona?”, razón por la que pidió “coraje y valentía, tras haber denunciado las numerosas vulneraciones de derechos” de su defendido.

De este modo, la defensa de Bretón anunció que “no va a dejar de luchar y que va a seguir mostrando, documentadamente”, lo que, en su opinión, supone “cada falsedad de la sentencia del tribunal del jurado, avalada por el TSJA y confirmada por el TS”, y tras inadmitir el recurso el TC, prevé acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.