Compartir

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de Asuntos Internaciones del Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), Jesús Alberto Zambrano, ha cifrado la presunta financiación de Venezuela a la fundación CEPS, en la que participaban algunos de los dirigentes de Podemos, en unos siete millones de euros.

Esa cifra no incluiría lo relativo a los gastos de transporte aéreo y arrendamiento de viviendas, entre otras cosas, según ha dicho en una entrevista en Antena 3 recogida en Europa Press.

A su juicio, este gasto, correspondiente a la asesoría académica y política, es una “vinculación directa” del partido que lidera Pablo Iglesias con el Gobierno venezolano. En este sentido, ha advertido que su intención es demostrar, cuando presenten una denuncia formal en el Tribunal de Cuentas de España, la relación entre Podemos, la Fundación CEPS y el Gobierno Venezolano.

En este contexto, ha remarcado que en la legislación española hay un artículo en el que se prohíbe que gobiernos extranjeros, financien directa o indirectamente a partidos políticos. “Hay una relación absolutamente directa y un vínculo ideológico-político”, ha dicho, remarcando que todos los fundadores de CEPS “pertenecen a la junta directiva del recién creado Podemos”.

PRESENTARÁN PRUEBAS

Zambrano ha asegurado que presentarán pruebas que acrediten sus afirmaciones, pero para ello necesitan que el ente regulador Venezolano les muestre, entre otras cosas, los contratos de los dirigentes de Podemos con algunas instituciones del Estado y con el Banco del ALBA.

Preguntado por qué lleva a cabo esta campaña contra la formación de Iglesias, ha recordado que su país atraviesa una “crisis económica terrible” y que ese dinero, “asignado a través de las instituciones del Estado”, le pertenecía al pueblo.

No obstante, también ha añadido que su partido se siente “solidario” con “denunciar al mundo la vinculación de cualquier movimiento político que tenga que ver con el chavismo y el socialismo” que “tantas tristezas ha traído al pueblo venezolano”. “Un modelo de Gobierno que fracasó”, ha añadido.

Además, ha subrayado que lo que Podemos pretende es un “cambio absolutamente y radicalmente de sistema”. Por este motivo, Zambrano considera que deben recordar que, “a pesar de esta supuesta moral que presenta” el partido de Iglesias, su cúpula directiva estuvo allí antes de constituirse políticamente, aunque ahora se quiera “desvincular” o “desmarcar”.

Preguntado por si el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se refería a ellos cuando habló de que había recibido una carta a título de denuncia de una asociación que hablaba de la supuesta financiación ilegal de Podemos, Zambrano ha contestado que lo desconoce, puntualizando que ellos están constituidos como organización política.

“Nosotros presentamos ante el Gobierno español un documento, que ya es público desde hace unas dos semanas, donde hacemos referencia a las supuestas irregularidades y rutas ilegales de financiamiento al partido Podemos”, ha rematado.