Compartir

SANTIAGO, 4 (EUROPA PRESS)

El Gobierno chileno mantiene este miércoles la alerta roja en torno al Villarrica si bien el volcán, que había entrado en erupción el martes tras quince años de inactividad, parece haber vuelto a la calma, lo que ha permitido que la mayoría de los evacuados puedan regresar a sus hogares.

“Seguimos con la alerta roja (…) todavía hay un conjunto de protocolos de seguridad. Pero quiero dar la tranquilidad que hoy la infraestructura, los caminos están funcionando normalmente”, ha indicado el ministro de Obras Públicas, Carlos Undurraga, citado por Reuters.

Desde la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) se ha informado de que la actividad sísmica se ha reducido en el volcán, situado a 750 kilómetros al sur de la capital, y ahora se sitúa en los niveles que había cuando se decretó alerta naranja el pasado lunes, antes de la alerta roja decretada en la madrugada del martes. La alerta roja sigue en vigor en un radio en torno a 10 kilómetros del volcán, de 2.847 metros de altura.

El alcalde de Pucón, Carlos Barra, ha llamado a la población a mantenerse alerta. “Vamos a tener que estar muy expectantes por un largo tiempo. Tranquilos, pero atentos”, ha indicado a los medios locales el alcalde de la localidad más próxima al volcán.

Barra ha considerado “misterioso” el que se haya producido “una erupción que rápidamente dejó al volcán tranquilo y ahora pareciera que nunca hizo erupción”. “Siempre vamos a mantener la mirada atenta hacia el volcán tomando las medidas que sean necesarias para que la protección civil sea efectiva”, ha añadido.