Compartir

SANTIAGO, 3 (Reuters/EP)

El apoyo a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha caído en el mes de febrero alcanzando el nivel más bajo desde que comenzara su actual mandato en medio de la polémica desatada por las acusaciones sobre su hijo por tráfico de influencias al haber obtenido un crédito multimillonario, según un sondeo privado publicado este martes.

Según los datos de la consultora Adimark, la aprobación sobre la gobernante socialista ha vivido un retroceso de cinco puntos en febrero, situándose en el 39 por ciento, mientras que la gente que rechaza su mandato subió tres puntos hasta el 52 por ciento.

Sin embargo, los datos parecen sugerir que el escándalo que protagoniza el hijo de la mandataria no ha afectado tanto la apreciación personal de la presidenta, como sí la de su equipo, especialmente los responsables de la conducción política. El ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo; el portavoz del Gobierno, Álvaro Elizalde; y el portavoz suplente, también registraron bajas en sus niveles de apoyo.

'CASO CAVAL'

Para la empresa, el conocido como 'caso Caval' ha sido como “una bomba que ha explotado en medio de los patios de La Moneda”, el Palacio del Gobierno.

Sebastián Dávalos Bachelet ha sido blanco de críticas desde que una investigación periodística reveló su participación en una reunión con un poderoso banquero, tras la cual, una empresa en la que su esposa es socia recibió un crédito de unos 10 millones de dólares (casi 9 millones de euros). Tras la acusación, Dávalos ha presentado su dimisión de las fundaciones en las que trabajaba y que dependían del Gobierno.

Bachelet ha sido fuertemente criticada por no haberse pronunciado inmediatamente sobre el asunto y continuar sus vacaciones de verano en el sur del país.