Compartir

La compañía de Villar Mir se vuelca en su negocio internacional y limita su negocio en España hasta el 15% del total

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

OHL ha lanzado un nuevo Plan Estratégico a 2020 con el que prevé duplicar su tamaño, de forma que al término de este periodo de cinco años su cifra de negocio alcance la cota de los 8.000 millones de euros, según informó la compañía de construcción y concesiones.

El grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir espera asimismo doblar su beneficio bruto de explotación (Ebitda), hasta situarlo en unos 2.000 millones de euros a la conclusión del periodo.

“Se trata de objetivos cuantitativos ambiciosos, pero realistas”, aseguró el consejero delegado de OHL, Josep Piqué durante la rueda de prensa de presentación del plan.

El refuerzo de su internacionalización constituirá el motor de esta nueva estrategia de crecimiento de OHL, que erigirá a México como su primer mercado por facturación, por delante del resto de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá).

De esta forma, España reducirá su aportación de ingresos al grupo hasta un porcentaje de entre el 10% y el 15% de la facturación total, desde la tasa del 22,7% que supuso en el ejercicio 2014.

En línea con esta tendencia, el grupo está llevando a cabo un ajuste “no traumático” de su dimensión en España, mediante la “desvinculación” de entre 120 y 150 trabajadores anuales a través prejubilaciones y otras medidas acordadas con los empleados.

En el plano exterior, OHL espera lograr el 85% de su negocio en los que considera sus “mercados domésticos” internacionales, en los que incluye Norteamérica (Canadá, Estados Unidos y México), Latinoamérica (Colombia, Perú y Chile), la República Checa. Otro porcentaje adicional de su actividad provendrá de los mercados hacia los que la compañía está extendiendo su actividad, como son Australia y Arabia Saudí.

De esta forma, la compañía reforzará su ya potente negocio exterior, que a la conclusión del pasado año aportó al grupo el 77% de su facturación y el 98% de su Ebitda.

CRECIMIENTO ORGÁNICO.

OHL prevé abordar este crecimiento de forma orgánica mediante la consecución de nuevos proyectos con sus tradicionales negocios de construcción y concesión de infraestructuras de transporte y de construcción industrial. Tan sólo contempla la compra de alguna compañía para la división de servicios.

Por áreas de negocio, la compañía contempla que estas dos nuevas áreas de actividad, la de construcción industrial y servicios crecerán hasta aportar el 20% del total de ingresos.

La financiación de este crecimiento se sustentará en el 'cash flow' que generen los negocios, en lograr una mayor rentabilidad y un mayor control de riesgos de los proyectos y, en el caso de la división de concesiones, en la rotación de activos. En este supuesto, Abertis, grupo del que la constructora es segundo accionista con un 18% de su capital, se perfilará como eventual “comprador natural” de estos activos.

OHL tan sólo prevé destinar inversión, de entre 200 y 300 millones de euros, a la rama 'no core business' de Desarrollos, la encargada del proyecto Canalejas de Madrid, del complejo similar que aborda en Londres, y del resort turístico de México.

El objetivo último de la compañía es que cada una de sus distintas áreas de negocio logren autofinanciarse y, al tiempo, aprovechen la sinergias que plantean sus distintas actividades.

DESEMBARCAR EN NORTEAMÉRICA CON CONCESIONES.

Por áreas de negocio, la de Concesiones se ha fijado como principal reto entrar en Estados Unidos y Canadá. La compañía reforzará su destaca presencia en México, donde sus concesiones cotizan en la Bolsa del país, además de en Colombia y Perú, sin descartar regresar a Brasil.

La rama de Construcción prevé casi duplicar (+89%) su facturación en los próximos cinco años, hasta alcanzar la cota de los 5.300 millones de euros en el horizonte 2020, evolución que arroja un crecimiento medio anual acumulado del 11% . Norteamérica se erige principal mercado, junto con los latinoamericanos de Chile, Perú y Colombia, además de la República Checa, a la que contempla como trampolín hacia Europa del Este.

En paralelo, OHL prevé “diversificar” el tamaño de sus proyectos para realizar menos grandes contratos y optimizar así su perfil de riesgo. También fomentará las sinergias con la división de concesiones.

Por su parte, OHL Industrial se centrará en desarrollar el 'know how' adquirido en construcción de instalaciones eléctricas, de gas y mineras, mientras que la división de Servicios, la única totalmente centrada en España, acometerá su internacionalización hacia mercados como Estados Unidos, México, Perú, Chile o Colombia. Para ello, no descarta la adquisición de una empresa.

El grupo confía que la construcción industrial facture 1.000 millones y la de Servicios 50 millones de euros en el horizonte de 2020 y, de forma conjunta, contribuyan con el 20% de la facturación total.