Compartir

La mitad aproximadamente de los interinos cesados por la Junta de Castilla-La Mancha en 2012 han cobrado los atrasos correspondientes a ese tiempo de despido en la nómina del mes de febrero, tal y como ha confirmado en un comunicado los sindicatos UGT y STAS.

De este modo, la secretaria del Sector Autonómico de FSP UGT CLM, Beatriz Tormo, ha explicado que de las personas afectadas han cobrado esos atrasos unas 200, quedando el resto pendientes para la nómina del mes de marzo.

Tormo ha trasladado su “más sincera enhorabuena” a los trabajadores afectados, ya que “se les ha restituido un derecho que el Gobierno regional les había robado al incumplir un precepto constitucional fundamental como es el derecho a la negociación colectiva”.

La responsable de FSP UGT CLM ha asegurado desconocer la cantidad a la que asciende el total de los abonos que se han realizado en la mañana de este viernes, por lo que ha instado a la Administración regional a que concrete “los millones de euros que su metedura de pata está costando a las arcas públicas”.

Además, ha explicado que desde el mes de enero se está negociando a través de mesas sectoriales “el cese de nuevo de todos estos trabajadores”, es decir, “la desvergüenza continúa y el ataque a los empleados públicos y a los servicios públicos sigue siendo el arma política de este gobierno”.

“Victoria rotunda”

Por su parte, STAS-CLM ha apuntado que “el día de hoy es un día para celebrar una victoria rotunda a un Gobierno que ha mostrado su lado más cruel, incompetente y despótico con este conflicto, mostrándose como el mayor enemigo de los servicios y los empleados públicos de nuestra región”.

Igualmente, ha exigido al Gobierno regional “un ejercicio de transparencia” hacia la ciudadanía de Castilla-La Mancha y por ello, ha dicho, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, “debe informar públicamente sobre cuánto asciende la partida para pagar estos atrasos”.