Compartir

BOGOTÁ, 27 (Colprensa/EP)

Un total de 923 exparamilitares colombianos que se han acogido a la Ley de Justicia y Paz se están preparando para dejar las cárceles del país e reincorporarse a la sociedad tras haber pasado por un programa de resocialización.

Los presos han pasado por un proyecto en el que se les educa y prepara para la inserción social haciendo hincapié en el respeto de los Derechos Humanos y animándoles a que emprendan a su salida de la prisión. El fin del programa es prevenir la reincidencia y que vuelvan a formar parte de un grupo armado.

Esta iniciativa se concentra en la reincorporación a la vida civil de los excombatientes que se han acogido a la Ley de Justicia y Paz desde la etapa de la privación de la libertad, gracias al programa especial que para el efecto impulsa el Ministerio de Justicia y del Derecho.

Además, el Ministerio de Justicia ha explicado que el plan arrancó con un programa piloto desarrollado en las penitenciarías de La Picota y El Buen Pastor. Poco después, es una realidad que se da en las principales cárceles de Bogotá, Itagüí, Chiquinquirá, Barranquilla y Bucaramanga.

“Esta experiencia se ha convertido en una forma para que los excombatientes puedan recuperar la vida que tenían antes de entrar a las filas de los grupos delictivos”, ha celebrado el Ministerio de Justicia.

VOLVER A LA VIDA EN SOCIEDAD

Un ejemplo a destacar, según el Ministerio, es el de Pablo Antonio Peinado Padilla, alias 'Repollo', miembro de la guerrilla de Wayúu y del grupo de Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) pero que ahora, tras cumplir su condena, ha vuelto con su familia tras pasar por el programa.

“Para mí ha sido muy importante lo que el Ministerio ha hecho, los cursos han sido excelentes y la atención psicosocial también”, ha agradecido Padilla. “Tengo una hija de 14 años con la que no me hablaba y gracias al acompañamiento que se me ha hecho estoy comunicándome ahora con ella”, ha dicho.

Padilla ha asegurado que otros excomandantes que también han participado en el programa han destacado la importancia de que el Gobierno los esté preparando para la paz. “Yo tengo fe de que este programa nos ayudará a superar esa idea de que la paz dura hasta que los huérfanos crezcan”, ha expresado Manuel de Jesús Pirabán, alias 'Jorge Pirata', excomandante del 'bloque centauros' de las AUC.

El programa incluye un mínimo de formación de 42 horas en Derechos Humanos y Justicia Restaurativa, que busca capacitar a los excombatientes para asumir roles y actitudes que contribuyan al esclarecimiento de la verdad, a la reparación simbólica y a la reconciliación con las víctimas. Junto a ello, los presos pasan por una media de ocho horas de atención psicosocial para que recuperen sus proyectos de vida y así, iniciar una vida en la legalidad. También contempla formación en emprendimiento empresarial.