Compartir

Madonna ha revelado que estuvo con un médico hasta las 3 de la madrugada después de su aparatosa caída en plena actuación en la gala de los Brit Awards, que se celebró en la noche del jueves en Londres.

“No me hice daño en el trasero pero sí en la cabeza. Tuve a un hombre hasta las 3 de la mañana encima mía con una luz para asegurarnos de que estaba bien”, ha explicado a Jonathan Ross.

Sobre el incidente en concreto, ha dicho:Todo el mundo estaba preocupado pensando que mi capa se caería, así que la ataron realmente fuerte. Así que ahí estoy marchando como una reina, subo a la escalera y el nudo no se deshace”.

Mis adorables bailarines japoneses, ellos básicamente me estrangularon en el escenario. Yo pude estrangularme o caer, y escogí caer”, ha sentenciado.