Compartir

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha calificado de “polémica estéril” las críticas hacia el programa de becas para que egresados universitarios apoyen a profesores de primaria y que, según algunos sindicatos, es una forma de quitar trabajo a los maestros. “No puede ser que un becario que vaya a dar apoyo a un profesor y que, por lo tanto no le va a sustituir, le quite el trabajo a nadie”, ha apuntado.

Gomendio ha señalado que su departamento está “abierto al debate” y que está de acuerdo con que “haya gente en contra de las medidas y que las critique”, pero ha denunciado que “una y otra vez” se le atribuyen a sus medidas “factores que no forman parte” de ellas, y que “crean distorsión” en lo que se hace.

Durante su intervención en un desayuno informativo de Europa Press, patrocinado por UNIR y Funciva, ha recordado que para este programa de becas se van a destinar 22 millones de euros, y que el objetivo es apoyar a los maestros de primaria que, según ha indicado, es la etapa en la que “se empiezan a notar las deficiencias y retrasos” que, después “se van acumulando a la largo del recorrido de los estudiantes en el sistema educativo”.

Esta medida, destinada a egresados universitarios de cualquier titulación que sean alumnos de excelencia y con muy buen rendimiento académico, se llevará a cabo en su mayoría en colegios de entornos económicos desfavorecidos, centros con un porcentaje de alumnos con necesidades especiales, discapacitados, o que por alguna variable se detecte que presentan dificultades especiales, según ha explicado.

LE PREOCUPA PODEMOS “COMO A TODO EL MUNDO”

Por otro lado, ha asegurado desconocer el programa educativo de Podemos “más allá de los lemas generales de 'Educación pública y de calidad para todos'” que, según ha explicado, es por lo que su departamento ha “luchado” durante “tres años”.

En cuanto a si le preocupa la irrupción del partido que lidera Pablo Iglesias en el panorama de la política nacional, la secretaria de Estado ha indicado que le preocupa “como ha todo el mundo”.