Compartir

La Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil de Ciudad Real ha detenido a una persona en la autovía A-4 (Madrid-Andalucía) y ha incautado más de 5 kilos de hachís, dentro del término municipal de Villarta de San Juan, con motivo del registro de un vehículo que había levantado las sospechas de los agentes debido al gran nerviosismo que presentaba su conductor.

Al realizarse el registro del vehículo la USECIC contó con el apoyo de la perra Kenya, detectora de estupefacientes perteneciente al Servicio Cinológico de este Cuerpo en Ciudad Real, junto con su guía, la cual detectó y marco la rueda de repuesto, como posible lugar en el que podría haber algún tipo de estupefaciente.

Inmediatamente Agentes de dicha Unidad procedieron a desmontar la rueda de repuesto encontrando en su interior 29 paquetes de hachís, los cuales arrojaron un peso total de 5,740 kilogramos, ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

El ocupante del vehículo, N.O., de 37 años de edad, de nacionalidad marroquí y vecino de la localidad de Segur de Calafel (Tarragona), fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor de un delito contra la salud pública.

El detenido, las diligencias instruidas, la droga intervenida y el vehículo utilizado, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de número 3 de Alcázar de San Juan.

Estas actuaciones se enmarcan dentro de los operativos que la Guardia Civil realiza en la provincia de Ciudad Real para detectar y erradicar el tráfico de drogas, que utiliza esta provincia como parte del itinerario para su distribución a otros puntos de la geografía nacional y comunitaria.