Compartir

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El ministero de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha rechazado las críticas de sindicatos y del Sindicato de Estudiantes al decreto de ordenación de los estudios universitarios por considerar que los aspectos que critican “son extraños al contenido normativo”.”Hay cosas que son opinables y cosas que son directamente extrañas al contenido normativo”, ha asegurado.

Entre estas, ha señalado las críticas a la ampliación de los master a dos años, como consecuencia de la reducción de los grados, y ha recordado que la estructura de los master “no se toca” en el decreto aprobado el pasado 30 de enero debido a que la normativa anterior ya situaba la carga lectiva de los estudios de master entre los 60 y los 120 créditos ECTS (uno o dos años).

Además, ha indicado que “en la mayoría de países” lo normal no es que los estudiantes accedan al master tras acabar los estudios de grado sino que lo hagan después de haber obtenido experiencia en el ámbito laboral. “Incluso hay muchas veces como requisitos de entrada al master el haber obtenido esa experiencia”, ha explicado.

Aún así, ha reconocido que el mercado laboral español “presenta en este momento unas dificultades de acceso que en otros países con una tasa de empleo significativamente más baja no se produce”. Por ello, considera que la oposición a la posibilidad de implantar grados de tres años “parte de la incomprensión o de una mala lectura” de la norma aprobada por el Gobierno. “Lo digo con toda franqueza”, ha asegurado.

Estas declaraciones han tenido lugar tras la celebración de la reunión del Consejo de Universidades presidida por el ministro, en la que, entre otras medidas de carácter técnico, se han aprobado la homologación de la Licenciatura de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos al nivel master del nuevo espacio de Educación Superior Europeo y la de dos ingenierías técnicas, entre ellas informática de gestión, al nivel de grado.

DEBATE SOBRE FINANCIACIÓN UNIVERSITARIA

En la rueda de prensa posterior a la reunión, el ministro ha respondido también acerca de la necesidad de un debate sobre la financiación de las universidades como señaló la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, el pasado lunes en la Conferencia Sectorial de Política Universitaria.

Según el ministro, este debate se ha de producir “sobre el trípode institucional de las universidades, las comunidades autónomas como financiadoras principales y también el Estado como responsable de una parte de la financiación como la determinación de las horquillas en las que puede moverse los precios”.

En este sentido, el presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Manuel José López, se ha mostrado favorable a abrir este debate y ha asegurado que esta idea “ha estado siempre en su diálogo con el ministerio”.

Aún así, ha recordado que la financiación por objetivos que destacaba la secretaria de Estado “siempre ha formado parte del sistema universitario español, como es el caso de contratos programa ligados a objetivos”. “Esta financiación ha sufrido mucho durante la crisis y en muchos casos se ha reducido o eliminado. Pero estaríamos encantados de que se profundizara mucho más en ella”, ha indicado.

Por último, Wert ha negado la acusación de los sindicatos de que el programa de becas para que egresados universitarios realicen funciones de apoyo docente sea una “constatación” de que faltan profesores en las escuelas. A su juicio, “no tiene sentido el argumento de los sindicatos” porque los becarios “vienen a reforzar” la labor de los docentes y no a “reemplazar” a ninguno de ellos.

“El objetivo es interesar a estudiantes excelentes en la enseñanza y por otro, empezar a aplicar las medidas de apoyo y medidas de mejora del aprendizaje y del rendimiento que se contemplan en la LOMCE y empezar a hacerlo cuando hay que hacerlo, en la Educación Primaria”, ha explicado.