Compartir

El secretario regional del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha puntualizado que lo del alcalde de Azuqueca de Henares (Guadalajara), Pablo Bellido, es “una acusación técnica y no de corrupción ni de enriquecimiento y un montaje político del dirigentes del PP con informes periciales de arquitectos que están pagados, además, por empresas de comunicación muy subvencionadas por la Junta de Comunidades”.

De este modo ha reaccionado el líder de los socialistas castellano-manchegos preguntado, durante la rueda de prensa que ha ofrecido como alcalde de Toledo, sobre si iba a echar del partido al alcalde de Azuqueca de Henares, después de que un juzgado de Guadalajara le haya imputado tras una denuncia interpuesta por el Partido Popular local por un presunto delito de estafa en las obras del Centro Joven de la localidad.

“Cospedal destila maldad política, es más mala que la quina, como dirían en el pueblo, en política. Desde que llegó a la Presidencia se dedicó a querellarse y ensuciar y va a dejar el cargo denunciando a cantidad de gente en operaciones de montajes judiciales del PP para intentar 'enguarrinar'”, ha señalado García-Page.

El líder de los socialistas de Castilla-La Mancha ha recordado al respecto la rueda de prensa ofrecida este miércoles por el propio Pablo Bellido en el Ayuntamiento de Azuqueca, “en la que estuvo acompañado no solo por los concejales del PSOE, sino por los de IU y por concejales que se han ido del PP porque ya no aguantan más a Cospedal”.

“Una rueda de prensa en la que todos esos ediles dejaron claro su apoyo al alcalde azudense y en la que se reiteró que esa denuncia del PP nada tiene que ver con un caso de corrupción”, ha resaltado.

Pide a Cospedal que, “con los amigos que tiene en Telefónica”, haga una llamada

De otro lado, García-Page ha pedido a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal que, “con todos los amigos que tiene en Telefónica, como mínimo haga una llamada para intentar atenuar” el ERE que Atento ha planteado en su factoría de Toledo.

A preguntas de los medios, y después de que este miércoles se reuniese con el Comité de Empresa para conocer los nuevos despidos que ha planteado esta operadora, el alcalde ha dicho que “si Alierta -en referencia al presidente de Telefónica- no hace caso a Cospedal, desde luego mucho menos se lo va a hacer a Page”.

No obstante, se ha comprometido a hacer operaciones con esta empresa para que “atenúe el Expediente de Regulación de Empleo tal y como está planteado”, porque el de Toledo es un centro avanzado, que se planteó con inversión pública y cuenta con una plantilla de las más preparadas de toda España, que cuenta con todo su apoyo.

Es por ello que, tras criticar la ausencia de gestión de la presidenta autonómica para evitar el desmantelamiento del 'call center' de Vodafone, donde “no hizo nada”, ha insistido en que “por lo menos, con una empresa como Telefónica, con los amigos que tiene, como mínimo haga una llamada para evitar despidos”.

Destaca que a Labrador le interese “cambiar ahora el contrato de basura”

En otro orden, el alcalde de Toledo ha destacado que al candidato del Partido Popular a la Alcaldía de la ciudad, Jesús Labrador, “le interesa cambiar ahora el contrato de basura” de la ciudad y ha resaltado que los 'populares' “se acuerdan siempre de la basura cuando llegan las elecciones”.

Esta no ha sido la única alusión que el actual alcalde ha hecho al candidato 'popular' a sucederle en el cargo, pues también se ha dirigido a él, en su calidad de delegado del Gobierno en la región, para pedirle de nuevo que ilumine los accesos a la ciudad, pues, a su modo de ver “ahora tiene una oportunidad de oro para iluminar” estas zonas.

“Ahora que está en campaña le voy a pedir que ilumine el acceso a Toledo”, ha insistido el regidor capitalino, que ha dicho no entender por qué Fomento ilumina las autovías y mantiene a oscuras las vías de acceso a la capital regional.

Espera que IU revise sus planteamientos a los Presupuestos de Toledo

Por último, preguntado por la situación de los Presupuestos de Toledo, Emiliano García-Page ha dicho que no descarta que si Izquierda Unida “hace un análisis de fondo a las aportaciones ilegales” que ha hecho, las cuentas se “aprueben y punto” porque son las mismas que el año pasado, que sí apoyaron los dos ediles de IU.

El alcalde toledano ha insistido en que los informes técnicos determinan que es “imposible” hacer lo que IU plantea.

No obstante, y aunque finalmente no se aprobaran las cuentas para el 2015, García-Page ha defendido que “el Ayuntamiento va a quedar impecable desde punto de vista económico, con más de 15 millones de tesorería positiva y con superávit, todo ello sin haber despedido a gente y mejorando los servicios públicos”.

“Va a quedar infinitamente mejor que lo encontré, por cierto que cuando llegué el presupuesto y el plan de ajuste estaban sin aprobar”, ha recordado.

En otro orden de cosas, preguntado por la manifestación de los policías locales, que protestaron este miércoles para exigir, entre otros asuntos, que el equipo de Gobierno inicie las obras de mejora del cuartel de la Policía, el primer edil les ha pedido que le pidan al consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, que recupere las ayudas que quitó para hacer cuarteles.