Compartir

El Taller de Arquitectura Sánchez Horneros ha interpuesto un recurso especial en materia de contratación que “pone de manifiesto, una vez más, los intereses particulares de dicha empresa que los sitúa por encima y en contra de que los ciudadanos de Toledo cuenten, lo antes posible, con el nuevo Hospital que se merecen y de los profesionales que esperan con ilusión el inicio de las obras”.

El SESCAM confía en que dicho recurso no retrase el proceso, que se encuentra muy avanzado, para que el nuevo Hospital Universitario de Toledo sea una realidad ya que “no se entiende que se presente un recurso especial en materia de contratación sin haberse presentado al concurso”, ha informado en nota de prensa.

Además, califica de “irresponsable” la actuación de Sánchez Horneros de “intentar frenar sin ningún sentido un proceso que sólo tiene beneficios para todos”.

El SESCAM recuerda que el pasado mes de octubre ya fue desestimado el recurso presentado por esta misma empresa contra la licitación y pliegos y que, en esta misma línea, tampoco fue admitido por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales el presentado por diputados del PSOE en las Cortes con el mismo fin.

Finalizando el proceso

En este momento, añade que el proyecto del nuevo Hospital de Toledo se encuentra a punto de formalizar el contrato y “es un momento de alegría para todos porque ha supuesto un gran esfuerzo y queremos verlo cuanto antes que va tomando forma”.

El actual equipo del SESCAM recuerda que el proyecto que se encontró cuando llegó era inviable. “Ha sido un camino duro y complicado, hubo que analizar el proyecto iniciado y hacer un nuevo planteamiento con sensatez y aprovechando al máximo los recursos existentes”, añade.

En este sentido, destaca que el actual proyecto se ajusta a las necesidades reales de la población de Toledo y que el nuevo modelo de gestión ha permitido reducir la inversión haciéndola similar al de otros hospitales de nuestro país.

Así, apunta que la oferta presentada por la UTE reduce en 91.990.000 euros el gasto estimado por la Administración al licitar el concurso durante los 30 años de vigencia de la concesión, lo que supone un 4,5% menos sobre el presupuesto de licitación, es decir, una reducción del gasto de 2.259.401 euros al año.

Por lo tanto, señala que el coste de la concesión a 30 años, incluido el de la obra, supondrá un ahorro cercano a los 2.100 millones de euros con el nuevo proyecto respecto al elaborado por el anterior equipo de Gobierno.

Centro de referencia regional

Además, el SESCAM resalta que la prestación sanitaria al paciente en el nuevo Hospital Universitario de Toledo seguirá realizándose por la Administración pública y tendrá un modelo de atención integral orientado al paciente, que trabajará en red con todos los recursos con los que cuenta el Complejo Hospitalario de Toledo -Hospital Virgen del Valle, Hospital Provincial, Hospital Nacional de Parapléjicos y CEDT de Illescas, Ocaña, Torrijos y Toledo-.

Prueba de ello, ha afirmado, es que el nuevo Hospital será un centro de referencia regional que contará con la tecnología más avanzada para ofrecer a los pacientes las más novedosas técnicas de diagnóstico y terapéuticas.

Además, contempla la ampliación del número de especialidades médicas y servicios asistenciales respecto a los actuales como Cirugía Torácica, Oncología Radioterápica, Medicina Nuclear, Radiofísica Hospitalaria y Hospitalización Breve de Psiquiatría.

El nuevo Hospital Universitario contará con 760 camas mientras que el actual Virgen de la Salud cuenta con 635. Ese número se completa con la red que existe en el Complejo Hospitalario de Toledo alcanzando un total de 1.095 camas.