Compartir

“Tebas nos dijo que no habría sanción alguna si colaborábamos”

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente de Osasuna, Luis Sabalza, ha admitido que el club está sometido a una auditoría desde el pasado mes de noviembre para aclarar “salidas raras de dinero en efectivo” en las cuentas de la temporada pasada, cantidad que ha cifrado en torno a 1,5 millones de euros, aunque ha asegurado que “no se puede hablar de compra de partidos” con los datos de los que dispone, avisando de que la anterior Junta Directiva deberá “apechugar con el pasado” cuando se aclare lo ocurrido.

“Son ciertas las salidas de dinero que pueden no estar demasiado bien justificadas, un millón y medio de euros salieron de forma extraña en dinero contante y sonante, pero no podemos hablar de compra de partidos, no tenemos constancia de eso”, apuntó Sabalza en rueda de prensa, después de que el diario Marca haya informado este martes de la supuesta compra de un partido. Fue un duelo contra el Espanyol de la temporada pasada que terminó en empate (1-1) en plena pelea por una salvación que finalmente no llegó para el club 'rojillo'.

“La responsabilidad debe ser de personas concretas, no del club. El pasado hay que asumirlo y hay que apechugarlo. Puede haber alguna actuación civil o penal y si alguien ha hecho algo mal iremos contra quien se haya apropiado del patrimonio del club, si hay el más mínimo indicio de que eso puede ser. No vamos a dejar nada, ni por lo civil ni por lo penal. No se trata de ganar, se trata de clarificar el asunto”, aseveró el presidente.

Sabalza, que llegó a la presidencia del club navarro el pasado mes de diciembre, explicó que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, junto con el Consejo Superior de Deportes (CSD), avisó el 13 de noviembre a Osasuna de que se le iba a realizar una auditoría en la que se iba a “pedir un análisis detallado con especial hincapié en los movimientos de tesorería en los tres últimos ejercicios”, y que cinco días después se presentaron en el club los trabajadores de la empresa BDO Auditores.

“Desde el primer momento hemos colaborado en que se realice sin ocultar absolutamente nada de ningún documento que el club tuviera. Entendimos que había que clarificar las cosas, que por parte de Osasuna no habría ningún tipo de problema. Hemos colaborado absolutamente en todo lo que ha pedido la auditoría, desde facilitar la información hasta solicitar a las distintas personas que contestaran a lo que solicitaba la auditoría. Si hay que ser parte activa, este club será parte activa donde sea necesario”, avisó.

SOBRE EL POSIBLE AMAÑO: “DOS NO RIÑEN SI UNO NO QUIERE”.

Respecto a los receptores de ese dinero sin justificar en las cuentas, Sabalza dijo que “no es el momento de destapar nombres”, pero avanzó que son personas “de fuera de Navarra que no tienen vinculación al club”.

“Hemos mandado una carta a la anterior Junta Directiva para que expliquen el porqué de ese dinero e informen a la auditoría, no al club. Hay cosas que pueden parecer más o menos raras. Si me preguntan si ha habido salidas de dinero contante y sonante en efectivo, la respuesta es sí. En el supuesto de que se hubiera producido alguna irregularidad, el código penal ahora permite sancionar la compra de partidos si eso ha ocurrido. Si se han llevado el dinero para otro tipo de cosas, será lo que se aclare en esta auditoría”, detalló.

Respecto a la posible compra de aquel partido celebrado el pasado 11 de mayo, subrayó que “dos no riñen si uno no quiere”. “Si uno va a comprar un partido y el otro no quiere… Sé que el Espanyol ha salido diciendo que no han intervenido en nada, yo puedo decir que Osasuna, por lo que sé, tampoco ha intervenido en nada. La cantidad de la que se habla (1,5 millones) para un partido que se empata… ¿Cuánto se pagaría por una victoria? Me parece una barbaridad”, reflexionó.

Sabalza, quien aclaró que “el club no ha filtrado nada” porque no quería desvelar el tema hasta que hubiera acabado la auditoría todavía en marcha, explicó que ya han “tratado el asunto con Javier Tebas”. “Nos dijo que no habría sanción alguna si colaborábamos. No nos amenazó en absoluto, solo nos pidió colaboración cuando estuvo aquí”, dijo sobre el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Por último, el mandatario reconoció su “preocupación total” con este asunto. “He ido esta mañana a sacarme sangre para un análisis y casi no me la encuentran. Lo que más me importa es la institución. Que se deteriore la institución me fastidia mucho más que se deteriore Luis Sabalza. Hay personas que han podido comprar partidos, pero el club está completamente al margen. Lo más importante es el club, no las personas que están en él”, concluyó.