Compartir

Insiste en que no ve a Podemos como enemigo sino como “competidor” y rechaza que la “supervivencia y autonomía” de IU estén en riesgo

VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

El diputado y candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha considerado este sábado “muy improbable” que la militancia de su formación decida dar su apoyo a la socialista Susana Díaz tras las próximas elecciones autonómicas si así se lo pidiera.

Garzón, quien ha participado en Valladolid en un debate sobre el Tratado de Libre comercio entre la UE y Estados Unidos, ha incidido en lo “muy improbable” que será que la militancia de IU en Andalucía decida apoyar a Díaz si así fuera preciso tras las elecciones, decisión que ha vinculado a la “traición” y al “insulto” que supuso la ruptura del pacto de Gobierno por parte de la presidenta de la Junta y candidata socialista a la reelección.

“Rompió un pacto con Izquierda Unida”, ha incidido antes de recordar que en ese momento quedaban leyes pendientes de desarrollo, algunas de ellas “urgentes” por su carácter social, y que “ese mismo día” pactó con el Partido Popular el “reparto de sillones” en la Cámara de Cuentas.

Es este “insulto” y su “traición a los andaluces” lo que, a juicio del candidato, haría improbable un futuro apoyo por parte de su formación, cuya “supervivencia y autonomía” no está en duda “en ninguno de los casos”, ha aclarado en declaraciones a los medios de comunicación.

En este sentido, ha insistido en su propósito de transformar la sociedad y en su apuesta por hacerlo junto a otras fuerzas en un proceso de confluencia “de igual a igual”.

“Estamos ante una oportunidad histórica”, ha considerado antes de rechazar cualquier tipo de “miedo” a nuevas opciones como Podemos, que a su juicio no es un enemigo sino “un competidor” ya que, ha precisado, su “enemigo” son las políticas de “derechas” que defienden 'populares' y socialistas.