Quantcast

El CICR denuncia que la continua violencia en Afganistán condena a la población a la pobreza

Advierte de que la reducción en la financiación de la ayuda humanitaria puede empeorar “la situación de las víctimas” de la guerra afgana

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha recordado este lunes que la escalada de violencia en Afganistán y el continuo estado de guerra en el país está agravando los sufrimientos de una población condenada a la pobreza.

“Tras un año caracterizado por la inestabilidad en Afganistán, 2015 no ha traído el alivio a los civiles que sufren los efectos del recrudecimiento del conflicto armado”, ha explicado la organización en un comunicado. “Esta población agobiada por la guerra afronta una dura realidad y experimenta innumerables penurias”, entre las que el CICR ha destacado los ataques masivos e indiscriminados y las crecientes dificultades para acceder a la asistencia sanitaria.

“Los enfrentamientos persistentes e intensos y, en particular, las graves violaciones de las leyes de la guerra, siguen teniendo efectos deplorables en la población afgana”, ha lamentado el director de la delegación del CICR en Afganistán, Jean-Nicolas Marti. “La situación de las víctimas puede deteriorarse aún más debido a la merma que se registra en la financiación de la ayuda humanitaria en el país”, ha resaltado.

MÁS VIOLENCIA, MÁS NECESIDADES

La intensificación de la violencia durante el último año, evidente para los colaboradores del CICR sobre el terreno, causa crecientes necesidades humanitarias. Solo en 2014, la organización observó un aumento del 37 por ciento en sus operaciones de traslado de combatientes heridos del campo de batalla a los centros de salud. A la vez que la recuperación de los cadáveres de combatientes se duplicó, según sus datos.

En los siete centros de ortopedia que la institución dirige en el país, la gravedad de las heridas de los pacientes fue motivo de profunda preocupación, con casos de personas que han sufrido dos y hasta tres amputaciones.

En medio de este clima, el CICR ha denunciado que los civiles tienen cada vez más difícil poder acceder a cuidados médicos. En la red de clínicas que dirige la Media Luna Roja Afgana (MLRA) con el apoyo del CICR, el número de pacientes que accedió a los servicios médicos disminuyó un 18 por ciento, debido a “la imposibilidad de llegar a los centros de salud a causa de la creciente inseguridad en algunas partes del país”, ha explicado.

ATAQUES MASIVOS

La organización también ha denunciado que en el último año se han extendido los ataques masivos y devastadores contra la población civil. En particular, el CICR ha asegurado que existe una tendencia constante a no distinguir entre civiles y combatientes.

“Ya sea por el uso de armas con efectos indiscriminados o por el uso de armas en forma indiscriminada, demasiados civiles quedan atrapados en el fuego cruzado”, ha dicho Marti. “Conforme al Derecho Internacional Humanitario, los ataques indiscriminados dirigidos contra personas civiles están absolutamente prohibidos. Sólo se puede atacar a combatientes, los civiles nunca pueden ser objeto de ataques”, ha recordado.

“Si bien la inestable situación en el terreno sigue obstaculizando la prestación de asistencia en condiciones seguras, seguimos decididos a responder a las necesidades humanitarias en Afganistán, como lo hemos hecho durante las últimas tres décadas”, ha señalado Marti. El CICR ha aumentado en un 40 por ciento el envío de ayuda humanitaria para los desplazados.

Comentarios de Facebook