Compartir

El Museo Comarcal de Hellín (Albacete) acogerá desde el próximo viernes, día 13 de febrero, la exposición 'Divergente', compuesta por una treintena de grabados en los que su autora, Concha García, plasma una personal interpretación de las pinturas rupestres del abrigo grande de Minateda, y juega con los colores fuertes para crear un particular imaginario.

En declaraciones a Europa Press, Concha García, licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha, ha explicado que la idea de esta muestra surgió en el verano de 2013, un año antes de la celebración del centenario del descubrimiento de las pinturas rupestres de Minateda.

García, que ya había abordado en trabajos anteriores esta temática -en la representación, entre otros elementos, de venus paleolíticas-, decidió realizar su propia reinterpretación de las figuras de Minateda, pero en esta ocasión alejada de los “colores tierras, ocres y apagados”, dando paso a los naranjas, azules, rojos y verdes y a una gama flúor con amarillos y rosas.

“Al principio veía colores, no veía formas concretas”, ha explicado la autora, que empezó a construir todo un “bestiario” de colores “fuertes y chillones” que en año y medio ha ido “evolucionando hacia el detalle”, pues en los primeros grabados “se ven figuras enteras” y en los últimos es la línea o el color el que capta todo el protagonismo.

“No habrá calcos de las pinturas”

De ahí que García haga un “aviso” a futuros visitantes de la muestra -abierta hasta el 3 de marzo- pues no quiere “que la gente crea que va a ver calcos de las pinturas rupestres”. “No van a encontrar las figuras” que hay en el abrigo grande de Minateda sino una reinterpretación no figurativa de ellas”, y por eso el título de 'Divergente'.

La autora, expuso por última vez en Hellín en el año 2006, reconoce que la del grabado es la técnica con la que se siente “más cómoda”. El empleo del tórculo, que hace posibles los grabados, así como la técnica elegida, el collagraph –una mezcla de collage y grafía en el mismo soporte–, junto a la búsqueda de determinadas gamas de color en tinta de base de aceite, han influido en la elaboración de las obras.

Concha García es una diseñadora gráfica nacida en Hellín que encuentra inspiración en cosas cotidianas y tangibles como la publicidad o los embalajes y, artísticamente, en autores como los españoles Miquel Barceló y Antoni Tápies o el austriaco Egon Schiele, pintor y grabador discípulo de Gustav Klimt.

La muestra, de entrada gratuita y donde se podrán adquirir las obras expuestas, estará abierta en el horario habitual del Museo Comarcal de martes a viernes de 11.15 a 13.30 horas y de 19.15 a 21.00 horas, y los sábados y domingos de 11.15 a 14.00 horas, permaneciendo los lunes y festivos cerrado.