Compartir

La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha denuncia aportando para ello documentación oficial, “una vez mas, la ilegalidad de las acciones del Gobierno de Cospedal con las personas dependientes” de la región.

Según informa en un comunicado, la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha presentó ante el Gobierno de Cospedal con fecha 5 de Septiembre de 2014, recurso de alzada en nombre de uno de sus miembros contra una resolución en la que se le expulsaba del sistema de atención a la dependencia al usuario por no aceptar la propuesta de servicio que se le ofrecia. En dicho recurso de alzada la Plataforma advertía del incumplimiento de tres legislaciones en relación con el trámite de audiencia preceptivo en todas las resoluciones:

– Ley 36/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia

– Decreto de Mayo de 2013 de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales deCastilla-La Mancha del procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia.

– Orden de Julio de 2013 de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-la Mancha de intensidades y servicios y prestaciones para las personas en situación de dependencia.

Tal y como sigue informando la Plataforma, con fecha 27 de Noviembre de 2014 el Gobierno de Cospedal “reconoce por escrito y en documento oficial la expulsión del sistema de atención a la dependencia por no aceptar la propuesta que se le hacia al no ajustarse a derecho, anulando dicha resolución”.

La Plataforma denuncia que “el Gobierno de Cospedal, a pesar de reconocer la ilegalidad de sus acciones, sigue enviando resoluciones ilegales amenazando a las personas dependientes con seguir dejándoles fuera del sistema si no aceptan lo que se les ofrece como se demuestra con la resolución que envía con fecha 7 de Enero de 2015”.

Por ello, la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha, asociación representantiva de este colectivo con más de 4.200 miembros, “demuestra, una vez más, con documentación oficial, el más absoluto desprecio que el Ejecutivo de Cospedal tiene hacia las personas dependientes, utilizando el fallecimiento de mucho de ellos mientras esperan recibir la prestación que les corresponde por Ley y la expulsión de forma ilegal, como el mismo reconoce, para maquillar unas listas de espera y una atención hacia el colectivo más débil, frágil y desprotegido de la Sociedad”.

La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha ya ha instado, mediante escrito registrado con fecha 22 de Enero, “a la inmediata paralización de estas resoluciones no ajustadas a derecho, poniendo en conocimiento del Ejecutivo de un presunto delito de prevaricación cometido por quienes las están firmando”, aseguran.

Y concluyen señalando en su dencuncia que “a nuestra Plataforma no la temblarà el pulso en acudir a la Justicia, como ya hemos hecho en otras ocasiones, para defender y proteger los derechos que por Ley le corresponden a todo el colectivo de personas dependientes a los que representamos”.