Compartir

El sindicato CCOO ha criticado que el Gobierno de Castilla-La Mancha haya “destruido” el 28,76% de todo el empleo público suprimido por todas las comunidades autónomas de España desde 2012, según se recoge en el informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre “cumplimiento de los compromisos adquiridos por las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera” que ha hecho público este martes.

En un comunicado, el sindicato cree que este dato “es ya de por sí una barbaridad” pero destaca que “la sangría de empleo público de Castilla-La Mancha sólo representa el 6,57% de todo el ahorro conseguido por los procesos de reordenación y racionalización del conjunto de las administraciones autonómicas”.

CCOO Castilla-La Mancha “deplora estos datos, que causan dolor y vergüenza” y que, a su juicio, “no sólo ponen de manifiesto el desaforado afán destructor de lo público que ha guiado toda la actuación del Gobierno de Cospedal” sino que “revelan además su colosal ineptitud, sin parangón y sin paliativos”.

El sindicato cita datos del Ministerio para asegurar que “entre el 1 de enero de 2012 y el 1 de julio de 2014, las comunidades autónomas de España redujeron en 53.544 el número de empleados públicos a su servicio, y lograron así un ahorro total de 21.586 millones de euros”, y que Castilla-La Mancha “es, con diferencia, la que más empleo destruyó, 15.399 empleos públicos, el 28,76% del total, pero sólo consiguió ahorrar 1.418 millones”.

A tenor de estos datos, CCOO ha exigido “responsabilidades políticas” al Gobierno de Castilla-La Mancha, convencido de que esta región “tardará mucho tiempo y necesitará muchos esfuerzos para recuperarse del tremendo daño causado” a los servicios públicos, y “a cambio del cual sólo se ha conseguido un pírrico ahorro”.