Compartir

Piden que al acto anual sobre la Shoá se invite a representantes de todas las víctimas del franquismo y a asociaciones de Memoria Histórica

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Medio centenar de personas se han concentrado este martes frente al Senado, donde se ha conmemorado el Día oficial en memoria del Holocausto, para recordar que el franquismo fue un “régimen criminal aliado de los nazis” y que, como ellos, “cometió crímenes” de lesa humanidad.

Convocados por la Plataforma por la Comisión de la Verdad, que aglutina a un centenar de asociaciones de Memoria Histórica, han reivindicado que en este acto que se celebra de forma anual estén representadas todas las víctimas del franquismo, y no solo aquellas que sufrieron el Holocausto.

Es tradición que en este acto con el que desde 2005 se recuerda la Shoá se encienda una vela por los republicanos que sufrieron la persecución del nazismo, como se encienden otras por las víctimas del colectivo gitano y homosexual.

Pero en opinión de la Plataforma, este gesto no es suficiente. Piden que el acto del Senado otorgue un claro protagonismo a los republicanos que terminaron en los campos de exterminio nazis y tendría que servir para denunciar las “complicidades entre el nazismo y el franquismo, de las que fueron víctimas tanto judíos como republicanos”.

La Plataforma ha distribuido además un texto entre los grupos parlamentarios del Senado buscando su apoyo para que no se vuelva a excluir del acto a los familiares de víctimas del franquismo y organizaciones de Memoria Histórica. Según un portavoz de la Plataforma, han recabado el apoyo de todos los grupos en el Senado, con la única excepción del PP.

Desde el Centro Sefarad-Israel, organizador junto al Senado del acto, un portavoz ha explicado a Europa Press que la institución se reunió la semana pasada con representantes de la Plataforma, a quienes se explicó que el objeto del acto no es recordar a las víctimas del franquismo, sino del Holocausto.

ASOCIACIÓN DE SUPERVIVIENTES SE DESMARCA

De hecho, la asociación 'Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo en España', fundada en 1962 por republicanos españoles supervivientes de los campos nazis que habían regresado del exilio, se ha desmarcado de la protesta de la Plataforma, a la que pertenecen.

En una carta dirigida al presidente de la Plataforma, Jaime Ruiz, a la que ha tenido acceso Europa Press, la asociación Amical de Mauthausen recuerda que desde 2005 esta asociación ha sido invitada al acto como representante de los republicanos españoles deportados.

La Amical de Mauthausen pidió incluso a la Plataforma que desconvocase la concentración frente al Senado al considerar que su posición “puede perjudicar” la labor que la asociación lleva haciendo desde años para “que se recuerde, se conozca y se honre a los deportados españoles a los campos nazis”.

En opinión de la Amical, es “inexacto” hablar de holocausto en el caso de los republicanos españoles deportados a los campos nazis, como lo es en el de otros colectivos, pues “en honor de la verdad y del rigor hay que distinguir lo que fue el holocausto judío y la represión que sufrieron otros colectivos durante la barbarie nazi”.