Compartir

El candidato de UPyD a la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, cree que los diputados de las Cortes Valencianas “curran muy poquito”, por lo que cuando desembarque en la política autonómica tras las elecciones del próximo mes de mayo quiere aumentar el periodo de sesiones del Parlamento, implantar más medidas de transparencia y trabajar para que la comunidad se quite la imagen de una tierra asolada por la corrupción.

Cantó ha definido las líneas en las que basará su campaña electoral y sus principales objetivos si llega a la Presidencia de la Comunidad Valenciana: “Quiero garantizar que no va a volver a pasar lo que ha ocurrido hasta ahora en corrupción y despilfarro de recursos públicos. Quiero ofrecer un recorte en las administraciones, pero un recorte en asuntos como las diputaciones u órganos consultivos”.

Y este trabajo comenzará por el propio Parlamento valenciano, del que ha reconocido sentir “un poquito de vergüenza” cuando analiza su periodo hábil. “Que se trabaje un poquito más, cuando veo el periodo de sesiones de Les Corts tal y como está la Comunidad Valenciana me da un poquito de vergüenza, curran muy poquito”, ha lamentado.

Esto se completará con la petición de aumentar las medidas de transparencia para que, por ejemplo, los diputados hagan públicas sus nóminas y sus agendas o no cobren dietas durante los periodos no laborables, como ya ha solicitado la formación 'magenta' en las Cortes Generales y otros parlamentos autonómicos.

Para llegar a las Cortes valencianas, Toni Cantó ha explicado que hará durante los próximos meses una campaña “en positivo” muy cercana a los ciudadanos. Más allá de los mítines, que cree que sólo sirven para “animar a la tropa”, tiene intención de recorrerse la comunidad con un “cajón” desde el que trasladar su discurso en cualquier rincón de las ciudades: “en los mercados, en la salida del metro,… en cualquier sitio”.

Para acercarse a los ciudadanos recurrirá además a novedosas iniciativas como la campaña 'Tú eres la voz' con la que durante estas semanas está “recogiendo las inquietudes de la gente”. Y próximamente iniciará una nueva estrategia que le llevará a las casas de los ciudadanos o compartir con ellos una tarde de deporte. “Llévate al candidato de cañas, a correr o a cenar, esa es la idea”, ha resumido.

Para este actor convertido en político -llegó al Congreso en 2011 de la mano de Rosa Díez- es “injusta” la imagen de corrupción que transmite la Comunidad Valenciana, una de las “más dinámicas y más ricas del Estado”.

Y aunque reconoce que se trata de una de las autonomías “más corruptas y peor gobernadas” de los últimos años, destaca otras lideradas por PP y PSOE que “lo han sido igual o peor”, como Andalucía o la Comunidad de Madrid. “Lo que pasa es que en la Comunidad Valenciana ha sido todo tan grosero y tan barroco que ha llamado más la atención”, lamenta.