Compartir

Matute dice que la nueva realidad “no se puede hacer a tiros”, pero tampoco “doblando la cerviz ante el Gobierno español”

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

El parlamentario de EH Bildu Oskar Matute ha señalado que la propuesta realizada este jueves por el lehendakari, Iñigo Urkullu, de un pacto bilateral entre Euskadi y el Estado “no aporta nada nuevo” y ha considerado “baldío” buscar “cualquier posibilidad de interlocución en clave de bilateralidad”.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el parlamentario vasco se ha referido a la participación de este jueves del lehendakari en un desayuno informativo de Europa Press, donde defendió un nuevo pacto bilateral entre Euskadi y el Estado, que reconozca el “carácter nacional” vasco y que incluya una “división territorial” del poder judicial, política exterior vasca y la “institucionalización” de relaciones con Navarra.

“La propuesta no nos aporta nada nuevo. Lo que toca ahora es proponer una aceleración de la marcha para que no sea tan larga. Es una vía agotada, un esfuerzo baldío, porque cualquier posibilidad de interlocución en clave de bilateralidad, en clave de respeto a la decisión del pueblo vasco, es una vía que no contempla el Estado”, ha advertido.

A su juicio, la necesidad de “acelerar los tiempos” no es una urgencia histórica mal entendida, sino consecuencia de que se vive en un “contexto volcánico”.

“Nadie ha tenido como ahora tanto conocimiento de lo que pasa en Grecia o del calendario electoral de otras comunidades… vivimos un ciclo político en el que se está decidiendo sobre todo y de todo”, ha valorado.

Por ello, ha remarcado que no se trata de “buscar mejores encajes de Euskadi con el Estado”, sino de “generar las condiciones” en este contexto de cuestionamiento del régimen de 1978 para “poder plantear un marco de convivencia nuevo, diferente y construido desde aquí”. “Una realidad nueva que se base en poder decidir sobre todo y desde aquí”, ha añadido.

En esta línea, ha defendido que la 'euskal bidea' que EH Bildu presenta este sábado en Irún plantea “interpelar a la ciudadanía” para construir entre todos una nueva realidad basada en la democracia plena.

“El Estado español solo se va a atrever a plantearse un escenario de bilateralidad o pacto cuando tenga enfrente una realidad que se construye día a día, que se autoorganiza y que le dice no estar dispuesto a negociar en despachos cerrados lo que tengamos que ser”, ha expresado.

En su opinión, la nueva realidad que los vascos puedan construir “no se puede hacer a tiros”, pero tampoco “doblando la cerviz ante el Gobierno español”. “Apostarlo todo por una nueva entente con el Gobierno español es percutir en una realidad frustrante para los vascos porque encontramos el desprecio o la callada por respuesta”, ha finalizado.