Compartir

Pablo Iglesias rechaza que las coaliciones de izquierdas sean la solución para conseguir el cambio en España

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este lunes que espera que acuda “mucha mucha gente” a la denominada 'Marcha por el Cambio' que su formación ha convocado para el próximo 31 de enero en Madrid, para que la foto de la Puerta del Sol, donde culminará la manifestación, sea “la del inicio de un cambio histórico y de un ciclo en el 2015”.

En la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos celebrada este lunes, Iglesias ha reconocido que el lugar elegido para finalizar la marcha, la Puerta del Sol, no es casual, ya que saben que “ha sido históricamente un espacio simbólico del cambio político en España”, y por eso quieren llenarla”.

Así, la Puerta del Sol fue el escenario desde el que se proclamó el 14 de abril de 1931 la II República Española, y también la plaza que acogió en mayo de 2011 la acampada del denominado movimiento 15-M y las protestas de 'indignados' que le sucedieron desde entonces.

“Queremos que sea una movilización histórica, que la gente pueda decir a sus hijos y a sus nietos: 'Yo estuve allí el 31 de enero en la marcha por el cambio, que abrió un ciclo de cambio político en España”, ha afirmado Iglesias durante la rueda de prensa.

“ADIÓS A LA CASTA”

Tampoco la fecha es causal, ya que este mes se cumple un año del nacimiento de Podemos. “En el 2014 hemos conseguido gracias a la gente demostrar que ese cambio es posible. Esa es la razón fundamental de esta movilización. por eso se llama 'La Marcha del Cambio'. Si el 31 de diciembre dijimos 'adiós al 2014', el 31 de enero podremos decir 'adiós a la casta'”, ha anunciado.

En este sentido, el líder de Podemos ha explicado que el objetivo de esta marcha “no es pedirle nada al Gobierno” ni tampoco “protestar”, sino que se trata de “una movilización para decir que en 2015 va a haber un Gobierno de la gente”, que “hay cosas que van a poder cambiar” y que “la gente va a poder conquistar un futuro de dignidad para sus hijos”.

“En este país llevamos mucho tiempo protestando por lo evidente. Hemos tenido que ver a vecinos ayudando a que no desahuciaran a otros vecinos, A jubilados defendiendo sus pensiones. Hemos visto defender el derecho a una sanidad y una educación pública. Lo que toca ahora es una movilización para decir que en 2015 va haber un Gobierno de la gente”, ha reiterado.

De este modo, ha defendido que el cambio político en España “no lo van a protagonizar los partidos sino la gente”. “Por eso pensamos que esta movilización, que queremos que sea histórica, será un símbolo que señale que el cambio político en 2015 va a tener un protagonista fundamental que es la gente de nuestro país”, ha apostillado.

En esta línea, ha insistido en que Podemos no cree que la solución para traer el cambio a España esté en las coaliciones de izquierdas, aunque estás “lleven detrás deseos muy loables y honestos”. “No pensamos que un frente de izquierdas, una coalición de partidos o una sopa de siglas vaya a traer el cambio a nuestro país”, ha señalado, al ser preguntado sobre las posibilidades de converger con IU.

A este respecto, Iglesias ha asegurado que las “manos” de Podemos “siguen tendidas a los que apuesten por el cambio más allá de sus identidades y banderas” y ha defendido que su posición es “bastante clara”.

“Frente a los que entienden que el cambio político se llama coalición o partido de izquierdas, nosotros decimos que el cambio se llama protagonismo ciudadano”, ha afirmado, tras aseverar que “no se ha producido ninguna reunión pública o privada desde hace mucho tiempo” con dirigentes de Izquierda Unida.

“PARTIDO A PARTIDO”, PARA GANAR LAS ELECCIONES

Preguntado por las últimas encuestas, que confirman el ascenso de su formación, Iglesias ha señalado que aunque “es verdad que parecen indicar que Podemos podría ganar las elecciones”, las toman “con cautela” porque este año va a ser, a su juicio, “muy largo y difícil”.

“Si algo hemos aprendido es que el escenario político está muy abierto. Y si de alguna manera el sistema de partidos fundamentado en dos fuerzas, el PP y el PSOE, está llegando a su fin, estaremos encantados de formar parte y de ser protagonistas de ese cambio. Va a ser un año muy complicado, tendremos que trabajar mucho y muy duro, partido a partido, para ganar las elecciones”, ha ahondado.

Sobre el proceso de constitución de los órganos de dirección de Podemos a nivel autonómico, que la formación puso en marcha la semana pasada, Iglesias ha recordado que ya se conocen algunos candidatos, algunos de los cuales tienen su apoyo, como los eurodiputados Pablo Echenique (Argón) y Teresa Rodríguez (Andalucía), y que a lo largo de la semana se dará a conocer nueva información.

Preguntado sobre el hecho de que la dirección de Podemos esté buscando ahora el consenso con otras corrientes con las que en anteriores procesos ha competido, Iglesias ha afirmado que “el consenso a veces es posible y a veces no”. “Hay compañeros extremadamente valiosos que pueden servir para que nuestra formación política sea más fuerte y más eficaz. Ojalá el consenso sea posible, pero el debate nos sigue pareciendo el mejor mecanismo”, ha apuntado.