Compartir

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

Un equipo de científicos procedentes de diversas instituciones estadounidenses, alemanas y británicas han descubierto un nuevo antibiótico que hace frente a una gran variedad de bacterias causantes de algunas enfermedades y no genera una resistencia inmediata.

Además en este nuevo estudio, publicado en 'Nature' y recogido por la plataforma Sinc, los investigadores han indicado que, si bien es difícil determinar si en un futuro las bacterias desarrollarán algún tipo de fortaleza, lo que está claro es que esto no sucederá hasta dentro de varias décadas.

En esta investigación, el investigador del departamento de Biología del Centro para el Descubrimiento de Antibióticos de la Universidad Northeastern, en Boston (EE UU), Kim Lewis, y sus compañeros han analizado 10.000 compuestos aislados de bacterias. Uno de ellos, llamado 'teixobactina', ha sido probado en ratones y ha mostrado una excelente actividad frente a bacterias como 'Clostridium difficile' -la causa más importante de colitis seudomembranosa-, 'Mycobacterium tuberculosis' -responsable de la mayoría de los casos de tuberculosis en el mundo- y 'Staphylococcus aureus' – que provoca múltiples enfermedades, como conjuntivitis, meningitis y neumonía-.

Este nuevo fármaco elimina las bacterias atacando a sus paredes celulares, un modo de acción similar utilizado por otro antibiótico, la 'vancomicina', y parece ser efectiva a través de la unión a múltiples objetivos, que pueden retrasar el desarrollo de la resistencia.

De esta forma, la 'teixobactina' ejerce sus efectos bactericidas mediante la unión a dos polímeros que se encuentran en pared celular de la bacteria: el lípido II (peptidoglicano) y lípido III (ácido teicoico).

El hecho de que 'teixobactina' actúe de manera específica en estos dos lípidos explica la eficacia del compuesto contra las bacterias gram positivas -uno de los principales grupos de bacterias-, que tienen una capa de peptidoglicano -que constituye la estructura básica de la pared celular de las bacterias- y que contiene ácido teicoico.

Por eso, también explica su falta de eficacia contra la mayoría de bacterias gram negativas, que están rodeadas por una membrana exterior impermeable que impide el acceso del lípido II, y que carecen de ácidos teicoicos.

En base a esto, los científicos han demostrado que el tratamiento de ratones infectados con 'Streptococcus aureus' o 'S pneumoniae' redujo con la teixobactina su infección sin mostrar evidencias de toxicidad.