Compartir

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El PP ha negado “rotundamente” los delitos que el fiscal del Tribunal de Cuentas ha apreciado en un escrito preliminar sobre el informe de fiscalización de sus cuentas de 2012 y ha tachada de “improcedentes” las acusaciones.

El portavoz del Grupo Popular en la Comisión Mixta para el Tribunal de Cuentas, Eloy Suárez, ha hecho público un comunicado para negar “con toda rotundidad” la comisión de los delitos y ñpara recordar que, ante “las acusaciones del Ministerio Fiscal, el PP ha dado siempre cumplida respuesta, explicando punto por punto la improcedencia de las mismas y justificando con documentos la contabilidad rendida”.

Con relación a las conclusiones de ese informe preliminar publicado en el diario 'El País', el PP precisa, frente a la acusación de desconocimiento de ingresos y destino de los gastos e imputar por lo tanto comisiones de delitos por parte de la Fiscalía, que “el PP dio explicaciones de todos los saldos contabilizados, habiendo sido confirmados los mismos por las entidades financieras o mediante los correspondientes extractos de cuentas”. “Luego difícilmente se pueden mantener esas acusaciones”, subraya Suárez.

Respecto a las cantidades de anticipos a cuenta por un importe de 50.660 euros que no aparecen justificados, lo que critica en el informe es el concepto de contabilización, un error contable que no tiene consecuencias. “Están plenamente justificados, y además lo normal es que a final de año no se haya justificado todos los anticipos, tal y como sucede en todas las administraciones públicas, lo que no quiere decir que no se haga en el siguiente”, explica el portavoz popular.

INFORME “SORPRENDENTE”

Para Eloy Suárez, “no deja de ser sorprendente las distintas acusaciones que se formulan sobre cuestiones contables que afectan a entidades locales, cuando estas estaban excluidas de la fiscalización hasta el ejercicio 2013”. Por lo tanto, “resultan absolutamente improcedentes en ese ejercicio esas críticas, dado que las entidades locales se rigen por su reglamento propio y rinden cuentas en otra forma”.

“Los préstamos contabilizados y que son objeto de crítica son meras regularizaciones contables, que aportan más claridad si caben a unas cuentas que no obtuvieron del Tribunal de Cuentas reproches importantes”, destacó.

“Respecto a los 34 contratos, el Tribunal sabe perfectamente los importes, el objeto del contrato y las cantidades de cada uno de ellos. Solamente se evidencia problemas de control interno y no, como se pretende hacer creer, falta de colaboración por parte del Partido Popular”, asegura Suárez.

Y con respecto a la acusación de falsedad por una donación de 86.000 euros, el PP estima que “debe de ser un error debido a la escasez de medios que manifiesta tener la Fiscalía, dado que ese hecho no figura en el informe; por lo tanto difícilmente se puede acusar sobre algo que no existe”. “Esto sí que supone una auténtica novedad dentro del proceder del Fiscal en el Tribunal”, señala.

“En cualquier caso y dado que el plazo del Ministerio Fiscal es de 12 días para emitir su informe (que en estos momentos es provisional y que al parecer ha sido cuestionado por el propio Tribunal) no parece lógico que haya tardado más de seis meses en formularlo”.

Asimismo, “es necesario recordar que cuando se analizó el informe en la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas, que se refería a la contabilidad de los Partidos Políticos del ejercicio 2012, solamente se apreciaron y así lo reflejo el Presidente en su explicación, errores de escasa entidad”.