Compartir

El presidente propone incluso la celebración de referéndums en cuestiones de interés nacional

DUBAI, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha realizado este domingo una petición para reconducir la economía nacional a través de la reducción del papel del estado en los negocios con el objetivo final de minimizar el impacto de las sanciones internacionales que pesan sobre la República Islámica.

En un discurso pronunciado ante más de 1.500 economistas de todas partes del país, Rohani se ha mostrado convencido de que la economía iraní “jamás prosperará mientras esté monopolizada por el Gobierno”. “Tenemos que acabar con este monopolio y estimular la competitividad”, ha declarado el presidente.

Rohani, elegido presidente en 2013 con el beneplácito del régimen clerical, intenta proyectar desde entonces una imagen moderna y reformista frente al conservadurismo demostrado por su predecesor, Mahmud Ahmadineyad. En su discurso de hoy, Rohani ha abordado específicamente la dura carga que las sanciones a Irán, impuestas como castigo a su negativa a despejar las sospechas de la comunidad internacional sobre la posible fabricación de un arma atómica, que “está contribuyendo al aislamiento del país”.

“Nuestra vida política nos demuestra que no podemos mantener un crecimiento sostenible mientras sigamos aislados”, ha manifestado el presidente iraní. “La economía debe liberarse de la especulación y debe ser transparente para que podamos luchar contra la corrupción”, ha hecho saber.

REFERÉNDUMS EN LUGAR DE VOTO PARLAMENTARIO

El presidente ha llamado incluso a la posibilidad de someter a referéndum cualquier tipo de modificación de las “leyes marco” que regulan la vida económica, social y política del país, “en lugar del voto del Parlamento”.

Rohani, cuya propuesta fue recibida con aplausos, recordó que se trata de “un artículo constitucional que no se ha aplicado ni una sola vez en los últimos 36 años”, desde la revolución de 1979.