Quantcast

Segundo día sin noticias del vuelo QZ8501 de AirAsia

SURABAYA (INDONESIA)/YAKARTA, 29 (Reuters/EP)

Este lunes se ha cumplido el segundo día sin noticias sobre el avión Airbus A320-200 de la compañía AirAsia que desapareció el domingo de los radares cuando volaba con 162 personas a bordo desde la localidad indonesia de Surabaya con destino a Singapur.

Las autoridades creen que la aeronave, que realizaba el vuelo con indicativo QZ8501, se estrelló en el mar y que los restos del aparato estarían en el fondo marino. Varios países han enviado aeronaves y buques a la zona para buscar los restos del aparato.

El avión de AirAsia desapareció de los radares después de que su piloto no consiguiera permiso para volar a mayor altitud con el objetivo de evitar una tormenta. El vuelo QZ8501 no llegó a enviar ninguna señal de peligro y desapareció cuando sobrevolaba el mar de Java tras solicitar el cambio de itinerario, que fue rechazado porque había un denso tráfico aéreo, según han indicado las autoridades indonesias.

“Basándonos en nuestras coordenadas, esperamos que esté en el mar, por lo que hasta ahora creemos que estaría en el fondo marino”, ha explicado en declaraciones a la prensa el director de la Agencia indonesia de Salvamento y Rescate, Bambang Soelistyo.

Una fuente de la aviación civil indonesia ha explicado a Reuters que las autoridades tienen los datos de los radares de vuelo y están esperando que lleguen los equipos de rescate para encontrar los restos de la aeronave siniestrada para iniciar su investigación sobre lo sucedido.

El ministro de Transportes, Ignasius Jonan, ha indicado que la búsqueda se centra en una zona de 70 millas náuticas entre las islas de Belitung y la de Borneo. En este sentido, ha explicado que en esa zona el fondo está a entre 50 y 100 metros de profundidad, lo que facilitaría en gran medida la búsqueda. Los buques tienen previsto continuar la búsqueda de la aeronave aunque las aeronaves tendrán que suspender sus operaciones por la noche.

Un portavoz de la Fuerza Aérea de Indonesia, Hadi Tjahjanto, ha afirmado que los equipos se rescate están observando una zona en la que se ha informado de que podría haber una mancha de combustible. Los equipos disponen de un sistema localizador de las señales cerca de Borneo que emite automáticamente el avión aunque, hasta el momento, no han captado nada.

El vuelo QZ8501 llevaba a bordo a 155 indonesios, tres surcoreanos, un malasio, un singapurense y un británico. El copiloto de la aeronave era francés. La desaparición de este avión cierra un año muy negativo para las compañías aéreas relacionadas con Malasia, incluida AirAsia, que tiene el 49 por ciento de su capital en manos del grupo malasio AirAsia.

El vuelo de Malaysia Airlines MH370 desapareció de los radares el 8 de marzo cuando volaba de Kuala Lumpur a Pekín con 239 personas a bordo. El pasado 17 de julio, el vuelo MH17, de la misma compañía aérea, fue derribado en el este de Ucrania, lo que provocó la muerte de sus 298 ocupantes.

El grupo AirAsia, que tiene filiales en Tailandia, Filipinas e India, no había sufrido un accidente desde que comenzó sus operaciones en Malasia en 2002. Sus acciones en la Bolsa de Kuala Lumpur han perdido un 8,5 por ciento de su valor este lunes.

El vicepresidente indonesio, Jusuf Kalla, que ha visitado a los familiares de los pasajeros del vuelo desaparecido, ha explicado a la prensa que en las tareas de búsqueda están participando unos 30 buques y quince aeraonaves y que el trabajo está viéndose afectado por la mala meteorología.

Mientras continúa la búsqueda de la aeronave desaparecida, crece el malestar entre los 100 familiares que están en el centro de crisis habilitado en la segunda ciudad más grande de Indonesia. “Solo necesitamos información clara cada hora sobre hacia dónde están yendo”, ha afirmado Franky Chandra, que tenía a un hermano y a tres amigos en el aparato desaparecido. “Llevamos aquí dos días pero la información no es clara. Eso es lo que necesitamos”, ha subrayado.

Australia, Malasia, Singapur y Corea del Sur han enviado buques y aeroanves para participar en las labores de búsqueda y China ha ofrecido enviar aviones y buques para ayudar a las autoridades indonesias. Soelistyo ha dicho que puede que Indonesia no tenga los mejores medios tecnológicos para la búsqueda submarina por lo que ha asegurado que aceptará la ayuda que le ofrecen Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

En 2007, las autoridades de Indonesia tardaron varios meses en recuperar las cajas negras de un avión Boeing 737-400 de la compañía Adam Air que se estrelló cerca de la isla de Sulawesi y acabó con la vida de las 102 personas que viajaban a bordo.

Comentarios de Facebook