Compartir

Es partidario de que Rajoy “repita” como candidato a presidente, pero no sabe si Aguirre es “la apuesta de futuro que el PP necesita”

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, considera que las “circunstancias” han hecho que Podemos sea “la solución para la gente cabreada” y advierte de que “un toque de atención votando” al partido que lidera Pablo Iglesias “no es una broma”, porque “hay gente que se plantea votarles sin estar totalmente de acuerdo con ellos, sólo para joder a todos los demás”.

En una entrevista concedida al diario 'El Correo', recogida por Europa Press, Sémper afirma, en referencia a los datos del último Euskobarómetro que coloca a Podemos como segunda fuerza en Euskadi, que la “indignación” también ha llegado a Euskadi “y el que no lo quiera ver está ciego”.

A su juicio, Podemos es “la respuesta a un cabreo”. “El problema no son ellos, son las circunstancias que han hecho que crezcan y que sean la solución para la gente cabreada, una válvula de escape. Están identificados con la izquierda, algo muy legítimo, y con los abstencionistas crónicos, pero hay un porcentaje muy importante de gente enfadada”, añade.

Sémper considera que una manera de “enfrentarnos” a Podemos es “solucionar la corrupción, la falta de transparencia, o la forma de tratar a los ciudadanos como si fueran menores de edad”, porque “hay gente que se plantea votarles sin estar totalmente de acuerdo con ellos, sólo para joder a todos los demás” y “el problema es que un toque de atención votando a Podemos no es una broma”.

En cuanto a su partido, cree que les falta “consolidar cuál es el perfil del PP en Euskadi y no perdernos en zarandajas”. En ese sentido, se refiere a la destitución de la portavoz en las Juntas Generales de Bizkaia, Esther Martínez, y a la posibilidad que esa decisión del PP vizcaínos les pase factura en las urnas, para reconocer que, “desde luego, remar a favor no rema”.

El dirigente popular advierte que “si trasladamos discrepancias sobre nombres, la gente nos va a censurar, no podemos enfrascarnos en cuitas internas”.

En el caso concreto de Martínez, reconoce que, “desde el respeto a los sucedido en otra provincia”, le ha “chocado” su destitución y le ha “entristecido” que el PP “pierda una baza como la suya, de gran valía personal y política, y más en vísperas electorales”. Sémper prefiere “sumar que perder activos”.

MODELO TERRITORIAL

En cuanto a la consulta celebrada en Cataluña sobre la independencia, considera que Artur Mas ha planteado “un órdago” y, ahora, “nos toca ganar al nacionalismo en las urnas, convencer a la gente que seguir en España es más atractivo que una aventura loca de independencia”. “Hay que apelar a las emociones”, agrega.

Sémper señala que, en Cataluña hay “una reivindicación económica y competencial”, mientras que “en Euskadi no, aquí hay una reivindicación identitaria, y de diferente intensidad en función de quién hable en el PNV”. “No sabemos cuál es la reivindicación del lehendakari, que aún no nos ha explicado qué es eso del nuevo estatus ¿Que es, el reconocimiento genérico de Euskadi como nación? Claro que Euskadi es una nación, una nación de naciones ¿O es que alguien cree o defiende que Álava es igual que Gipuzkoa o Bizkaia?”, afirma.

Euskadi, insiste, es “una nación cultural, integrada en España, y dentro de la misma nación hay naciones, culturalmente hablando. ¿O es que la Gipuzkoa profunda es igual que Irún o San Sebastián?”. En su opinión, “la homogeneización que pretende el nacionalismo se cae, y ese es el debate en el que tenemos que entrar, la desmitificación de esas supuestas diferencias de Euskadi con el resto de España”. “Hay múltiples formas de vivir la identidad vasca. Esa es la batalla ideológica que el PP tiene que liderar en Euskadi”, reitera.

RAJOY Y AGUIRRE

Tras mostrarse partidario de que Mariano Rajoy “repita” como candidato a la presidencia del Gobierno, Sémper afirma no saber si Esperanza Aguirre, que se ha ofrecido como candidata a la Alcaldía de Madrid, es “la apuesta de futuro que el PP necesita”. Según afirma, “cuando un partido vive circunstancias como las que le ha tocado vivir al PP, puede tener la tentación de recurrir a fórmulas y personas que siendo muy válidas, y Esperanza es un animal político, quizá no representan lo que el PP tiene que representar a futuro”.

“No digo que sea un mal cartel, pero no sé si es la apuesta de futuro que el PP necesita. No lo tengo tan claro”, añade el portavoz de los populares vascos, quien defiende también que “la elección de candidatos no debe realizarse por la voluntad unilateral de ningún dirigente político”. “A mí no me gustan los dedazos”, asevera.

Por último, sobre los efectos de la crisis, Sémper señala que “hay datos macroeconómicos que apuntan que algo avanza, que se está consolidando una tendencia de crecimiento”, pero cree que no se puede “hablar de recuperación cuando todavía hay tantos millones de parados”.