Compartir

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

La portavoz del PP vasco, Laura Garrido, ha afirmado que el plan de desarme diseñado por el Gobierno vasco y que la Comisión internacional de verificación trasladará a ETA, “no aporta nada nuevo, sólo más confusión”, y ha considerado que depende de la banda terrorista la decisión de disolverse y entregar las armas.

En declaraciones a Europa Press, Garrido ha insistido en que “no hacen falta intermediarios ni verificadores, ya que se trata de una cuestión de hechos y de voluntad por parte de ETA” de llegar a su propio fin.

Según ha indicado, la sociedad vasca y española está esperando “hace mucho tiempo que ETA demuestre una voluntad inequívoca de disolverse y dejar las armas”. “Es una cuestión de voluntad y de hechos concretos. Los pasos son sencillos y sólo es cuestión de querer hacerlo”, ha agregado.

En este sentido, ha reiterado que si ETA “está donde está, más debilitada que nunca, y el cese de la actividad terrorista, es gracias a que han funcionado el Estado de derecho y el esfuerzo de toda la sociedad en la derrota del terrorismo”. “Le hemos hablado muy claro a ETA en ese llamamiento claro de que queremos su disolución incondicional y que entregue las armas”, ha concluido.