Compartir

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

El número de inmigrantes que han llegado a las costas andaluzas en lo que va de año 2014 asciende a unas 3.172 personas a bordo de 212 embarcaciones, con Cádiz como la provincia con mayor número de llegadas, según los datos recopilados por Europa Press.

En este sentido, hay que recordar que a mediados de agosto alcanzaron las costas gaditanas más de 1.300 personas en tan solo 36 horas, llegando hasta Tarifa en más de un centenar de pateras. Sin embargo, desde finales de septiembre ha sido la provincia de Almería la que ha registrado una mayor afluencia en la llegada de inmigrantes.

Desde finales de septiembre un total de 481 personas han llegado a Almería a bordo de 18 embarcaciones. El último caso se conoció el pasado domingo 21 de diciembre, cuando 45 varones de origen magrebí fueron rescatados en dos pateras al este de Punta Polacra y al sureste de Cabo de Gata.

También en aguas almerienses, en Carboneras, fue interceptada el pasado fin de semana una embarcación ilegal con 12 varones jóvenes de origen argelino –uno de ellos con síntomas de hipotermia–, mientras que poco después se rescataba a 28 varones adultos de origen magrebí al sur de La Rábita (Granada).

El caso de una patera que fue interceptada el pasado 5 de diciembre en aguas de Cabo de Gata y de la que fueron rescatadas 28 personas, entre ellas un bebé y una mujer embarazada cuyo estado de salud precisó evacuación en helicóptero a un centro hospitalario, se ha convertido en uno de los más trágicos del año, puesto que, según sus ocupantes, a bordo de esta embarcación viajaban 51 personas y durante la travesía varias personas habrían caído al mar; por su parte, una cooperante dio aviso al centro de control de Salvamento Marítimo de la presencia de la embarcación en el mar afirmando que viajaban 57 personas, entre ellos nueve menores, ocho de ellos bebés, de los que solo uno ha sido localizado.

Por otro lado, el pasado 20 de noviembre otros dos hombres desaparecieron en Almería al caer de sendas embarcaciones en las que navegaban y sin que sus cuerpos hayan sido localizados.

Entre las embarcaciones que han llegado a las costas almerienses ha habido algunas con muchos ocupantes, como la que el 5 de octubre fue interceptada a 10 millas de la isla de Alborán, con 58 subsaharianos a bordo, entre ellos diez menores; otra con 51 personas –entre ellos cuatro bebés y dos mujeres embarazadas–, que fue interceptada el 29 de septiembre; y otra, localizada a 35 millas al sur del Cabo de Gata, con 45 personas a bordo, entre los que viajaban cinco menores.

Pese a que las costas gaditanas han sido a las que más inmigrantes han llegado –solo entre principios de agosto y finales de septiembre arribaron 1.396 personas a bordo de 125 pateras–, desde entonces solo han llegado 13 personas en dos embarcaciones diferentes.

Por su parte, a Granada, han llegado en los últimos cuatro meses 52 personas, a bordo de dos pateras que fueron localizadas a tres millas de Castell de Ferro y en la ya mencionada ubicación en aguas de La Rábita.

Además, el 18 de octubre llegó a la costa malagueña la segunda patera en lo que va de año, que había sido interceptada en la zona de Rincón de la Victoria por la Guardia Civil con 25 personas de origen marroquí a bordo.