Compartir

Maneja dar más herramientas al CGPJ para fomentar la especialización de jueces y aliviar la desigual carga de trabajo entre juzgados

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Justicia estudia mecanismos para racionalizar el reparto de trabajo entre las sedes judiciales y, entre estas medidas, baraja la posibilidad de que jueces experimentados en su materia puedan prestar asesoramiento a otros instructores que lleven causas de especial complejidad en su tribunal, según informaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

Se trata de una propuesta que han defendido los jueces decanos, que recientemente demandaron la posibilidad de que los magistrados puedan “trabajar en equipo” en este tipo de investigaciones, además de exigir una mayor agilidad en la dotación de los refuerzos.

En este caso, se trataría de un juez experimentado en su materia que no realizaría labores jurisdiccionales, sino que prestaría un apoyo especializado al togado que lo pudiera necesitar. Como ejemplo, un juez de lo Contencioso experto en contabilidad podría dar consejo a un instructor en materia penal.

EL CGPJ REDISTRIBUYE LOS RECURSOS

En este sentido, el Ministerio contempla dotar de mayores herramientas al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que cuente con una mayor flexibilidad a la hora de redistribuir sus recursos.

Por ejemplo, el órgano de gobierno de los jueces podría acordar que determinados jueces de una misma provincia se especialicen en unos casos en particular, que no afectarían al orden penal, y que permitiría agilizar la resolución de estos asuntos y unificar criterios.

Esta medida repercutiría en las Audiencia Provinciales, que a menudo se encuentran con una disparidad de criterio entre diferentes togados sobre casos similares. Son varias de las ideas que el Ministerio baraja incluir en el anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que próximamente llevará al Consejo de Ministros y que aliviará desigualdades en la carga de trabajo de los órganos judiciales.