Compartir

El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, ha condenado que el Proyecto de Presupuestos que ha elaborado el Gobierno de Castilla-La Mancha para el 2015 adolezca de “sensibilidad social y de políticas inversoras”

De este modo ha valorado José Luis Gil las cuentas del próximo ejercicio, que previsiblemente serán aprobadas por las Cortes este viernes, unas cuentas que se le antojan “restrictivas e injustas con las personas”.

Gil, que ha condenado que el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal no haya tenido a bien incorporar las propuestas que CCOO realizó al proyecto de presupuestos, ha dicho que es una “ocasión perdida para poner en marcha las políticas de dimensión pública que necesita Castilla-La Mancha”.

Y es que a su parecer, los presupuestos del 2015 “se olvidan de los ciudadanos de la región y de los sectores productivos más importantes”, a la hora de poner en marcha políticas de inversión, con el objetivo de que el Gobierno regional “haga de locomotora de la economía de la comunidad y pueda sumarse a la iniciativa privada”.

Ayuda de los 426 euros

El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, ha emplazado al Gobierno regional, y en concreto a la Consejería de Empleo y Economía, a que en “próximos días abra un espacio” de diálogo con los agentes sociales para convenir que la nueva prestación de 426 euros mensuales para personas que lleven más de un año desempleadas y hayan agotado todas las prestaciones tenga un “desarrollo adecuado”.

Además ha valorado el acuerdo suscrito esta semana entre el Gobierno de la nación y los agentes sociales, y donde ha insistido en que es conveniente conocer también cuánto presupuesto está dispuesto a poner el Gobierno regional “para que nadie se quede sin prestación” y poder ampliar un poco más el universo de beneficiarios.

El líder de CCOO, acompañado de la secretaria regional de Empleo del sindicato, Lola Santillana, ha confirmado que ya “han hablado con los compañeros de UGT” y que estos, por su lado, también van a pedir a la consejera de Empleo y Economía, Carmen Casero, una reunión para ver cómo desarrollar este acuerdo “tan importante”, al tiempo que se ha mostrado confiado en que “no haya problema”.

Tras insistir en que este acuerdo “requiere de la implicación del Gobierno regional”, Gil no ha confirmado que exista ya una cantidad concreta de dinero para Castilla-La Mancha y tan solo ha añadido que “no puede haber ningún tipo de problema de presupuesto para los 20.000 ó 50.000 los ciudadanos de la región que necesitan esta ayuda.

“Hay que definir cuáles van a ser los sujetos de actuación de este programa, para que tengan ese dinero a final de mes”, ha insistido el líder de CCOO, que también ha señalado que “es deseable que el Gobierno de Castilla-La Mancha complemente este plan con otro tipo de iniciativas como se ha hecho en otras regiones”.

Dicho esto, ha puesto en valor la “importancia” de este acuerdo, que “no tiene que ver con procesos electorales ni es un cheque en blanco para las políticas de recorte nefastas que está llevando a cabo el Ejecutivo central y regional”. A su modo de ver es un “balón de oxígeno para las víctimas de esta crisis”, que incluso “están pasando hambre”.

No son “migajas”

Tras defender que esos 426 euros que van a percibir los beneficiarios no son “migajas”, ha condenado que este tipo de argumentaciones las hace “quien no tiene ningún tipo de problema a final de mes”.

“CCOO pactará con Dios y con el diablo siempre que se beneficie a nuestra gente”, ha dicho Gil, que ha puesto en valor la “dura” negociación llevada a cabo para conseguir ampliar el universo de esta prestación, pues en un principio estaba pensada para 40.000 personas, aunque serán finalmente 450.000 las que podrían recibirla.

Por su parte, la secretaria regional de Empleo del sindicato no ha podido concretar el número aproximado de castellano-manchegos que se van a beneficiar de esta prestación, aunque ha indicado que podrían empezar a recibirla cerca de 21.000 que llevan seis meses sin cobrar nada.

Tras recordar que en la región son 126.000 las personas que no perciben ningún tipo de prestación, ha asegurado que CCOO seguirá demandando al Ejecutivo autonómico medidas para las personas que no cubre el acuerdo suscrito esta semana.

Pide que se “acabe cuanto antes” con el “culebrón” de CCM

Preguntado por el caso CCM, José Luis Gil ha pedido este jueves que se “acabe cuanto antes” con el “culebrón de Caja Castilla La Mancha” porque “no es bueno ni para las personas ni para la entidad ni tampoco para Castilla-La Mancha”.

A juicio del líder de CCOO, que ha precisado que CCOO no tenía representantes en el Consejo de Administración de la entidad bancaria, el caso CCM lleva “demasiado tiempo abierto”.

“Entiendo que, a veces, es muy complejo instruir este tipo de procedimientos judiciales, pero sería deseable que se cerrara cuanto antes y que el tribunal correspondiente clarificara si finalmente hay responsabilidad por parte de los gestores y ésta se hiciera visible. Y si no la hay que se acabe ya con este culebrón que dura ya muchísimos años”, ha lamentado.

En cuanto a la fianza de más de 138 millones que Ruz les ha impuesto tanto a Moltó como a Ortega, el líder regional de CCOO ha dicho que el juez tendrá elementos para fijar esa fianza de responsabilidad civil.

Sobre la posibilidad de que haya habido falseamiento de las cuentas, como mantiene el juez que instruye el caso, Gil tan solo ha dicho que la gestión de los directivos de CCM “está sujeta a un proceso judicial” y que espera que se cierre “cuanto antes de la manera que convenga”, porque “es bueno se que pase página cuanto antes”.

Sobre la reelección de Rosell

Por último el secretario regional de CCOO en CLM, aunque ha dicho respetar la reelección de Joan Rosell como presidente de la CEOE, ha manifestado, no obstante, que los empresarios “van a disfrutar cuatro años más de sus ocurrencias”.

Gil se ha mostrado convencido de que la política de la patronal no “cambiará sustancialmente en función de quien la presida”.

“Nada que decir ni objetar. Ellos saben a quién eligen como nosotros sabemos a quién elegimos”, ha manifestado el líder regional de CCOO, que ha insistido en mostrar “absoluto respeto” ante la reelección de Rosell.