Compartir

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha recordado en la sesión de control en el Consejo de Ministros que han dispuesto de mecanismos para defender y apoyar al comercio minorista a lo largo de este año ante la inminente desaparición de los arrendamientos de renta antigua, que afectará a gran parte de comercios en España.

“Este Gobierno ha trabajado desde el primer momento para paliar las consecuencias de la crisis en los comercios y pymes, porque siempre ha considerado prioritario apoyar el comercio minorista, tanto en el inicio de la actividad como en su desarrollo”, ha subrayado el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

El titular de Economía ha recordado que el Gobierno ha aprobado la regla “más importante” para el comercio minorista de los últimos años como es los “límites a las tasas de pago a tarjeta para limitar su uso”. “Nos adelantamos a la futura directiva europea. Es una medida fundamental en esta fase de recuperación para los comercios y pequeñas y medianas empresas verán reducidos costes en transacciones con tarjeta y también hemos impulsado el plan de desarrollo del comercio minorista”, ha explicado.

“La mejor manera de apoyar al comercio es con la recuperación de la economía que está teniendo lugar y las medidas tomadas por este Gobierno van por el buen camino”, ha subrayado el titular de Economía.

Por su parte, la diputada del grupo socialista Patricia Blanquer ha solicitado al Gobierno que “no abandone a su suerte” al pequeño comercio y le ha solicitado medidas para paliar el efecto que supondrá la desaparición de los arrendamientos de renta antigua y el cierre de miles de empresas y de tiendas históricas.

“No podemos quedarnos de brazos cuando las empresas cierran, porque es de justicia dar respuesta a los que han abierto con su esfuerzo la persiana de sus tiendas día a día a pesar de una crisis tan dura”, ha recalcado Blanquer.

De Guindos ha recordado a la diputada socialista que la Ley de Arrendamientos Urbana fue “aprobada por un Gobierno socialista” y le ha reprochado el no haber hecho “nada” por el sector durante esos años.