Compartir

La Policía ha detenido al menos a 34 personas en el marco de la 'operación Neptuno' contra ultras del Frente Atlético acusados de participar en la reyerta contra los Riazor Blues en la que murió el radical del Deportivo de la Coruña Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', han informado a Europa Press fuentes policiales. Entre los detenidos hay una persona de Huete (Cuenca) y otra de Talavera de la Reina (Toledo).

Entre los detenidos se encuentran al menos dos personas a los que la Policía acusa de ser los autores materiales de la muerte del ultra gallego. A esas personas se les ha detenido por un presunto delito de homicidio, según las mismas fuentes.

A la mayoría se les acusa también de tenencia ilícita de armas y participación en riña tumultuaria. Esta operación es el resultado de la investigación abierta por la Policía Nacional para esclarecer la muerte de 'Jimmy'. Entre otras cosas, los investigadores hicieron un análisis exhaustivo de las cámaras de seguridad de la zona de Madrid Río donde tuvo lugar la pelea.

En Madrid y otras provincias

Siempre según las mismas fuentes, la operación, que continúa abierta, se ha desplegado en distintas localidades de Madrid, pero también ha habido arrestos en Ávila, Cuenca y en Talavera de la Reina (Toledo).

La pelea mortal tuvo lugar el pasado 30 de noviembre a las 9 de la mañana en la zona de Madrid Río, tres horas antes del partido entre el Atlético de Madrid y el Deportivo de la Coruña. 'Jimmy' murió a consecuencia de la paliza que le propinaron varios miembros del Frente Atlético, que además le lanzaron al Río Manzanares de donde tuvo que ser rescatado antes de ser trasladado al hospital con graves lesiones en el bazo.

Además de las detenciones, se están practicando varios registros relacionados con la investigación. Ya el mismo día de la reyerta fueron detenidas 21 personas, 16 de los Riazor Blues, cuatro del Frente Atlético y una persona con antecedentes de relación con los Bukaneros del Rayo Vallecano y Alkor Hoolligans. Todos ellos quedaron en libertad tras prestar declaración ante el juez aunque se les imputó el delito de riña tumultuaria.

El nombre de la operación, 'Neptuno', hace referencia a la fuente de la plaza de Cánovas del Castillo de Madrid, lugar en el que la afición del Atlético de Madrid celebra habitualmente sus triunfos deportivos.