viernes, 25 septiembre 2020 22:56

ERC votará a favor de tramitar los Presupuestos para facilitar un acuerdo Mas-Junqueras

Su objetivo no es aprobar las cuentas sino una prórroga que permita el adelanto electoral

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

El diputado de ERC en el Parlament y portavoz de asuntos económicos, Pere Aragonès, ha explicado este lunes que los republicanos permitirán que se tramiten los Presupuestos de la Generalitat 2015 para facilitar un acuerdo entre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, con el fin de convocar unas elecciones constituyentes.

En rueda de prensa, ha sostenido que el gesto de los republicanos no va dirigido a aprobar unas cuentas “imposibles de cumplir” porque fían los ingresos a una negociación con el Ministerio de Hacienda, sino a no bloquear la situación de la Generalitat y fomentar un acuerdo que lleve a Mas a anunciar antes de acabar el año la convocatoria de elecciones.

Aunque no ha cerrado la puerta a ningún escenario, la propuesta republicana pasa por aprobar una prórroga presupuestaria que contemple una ampliación de crédito que permita abonar las 14 pagas a los funcionarios y el coste de la recuperación de la jornada íntegra de los interinos, para lo que han registrado en el Parlament una proposición de ley de prórroga.

El partido de Junqueras sostiene que los recursos para afrontar estos gastos extra podrían obtenerse de los 363 millones de euros menos en intereses de la deuda que pagará la Generalitat respecto a 2014, así como del aumento de recaudación por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales –233 millones– y el de Sucesiones –93–.

Pese a no presentar enmienda a la totalidad a las cuentas, ERC sí ha registrado enmiendas a las 12 secciones de la cuentas –que se debaten del 19 al 23 de enero–, por lo que se reservan la posibilidad de retornar los Presupuestos al Govern entonces; también han presentado una enmienda a la totalidad y un texto alternativo para la Ley de Medidas Fiscales y Financieras –ley de acompañamiento–.

“NOS MOJAMOS” SIN CHEQUE EN BLANCO

“Podríamos hacer como el resto, pero nos mojamos y nos arremangamos”, ha defendido Aragonès, que ha subrayado que facilitar la admisión a trámite de las cuentas no implica un cheque en blanco sin plazos para CiU, sino que los republicanos se reservan la opción de rechazar las cuentas más adelante si no hay acuerdo.

Los republicanos entienden que, por calendario, aprobar unos Presupuestos –en el pleno del 5 de febrero– imposibilita unas elecciones catalanas en primavera, ya que, según sus cálculos, no podrían hacerse antes del 26 de abril “con las municipales ya convocadas y restando valor a unas plebiscitarias”.

Por eso, y aunque Aragonès ha descartado que sea un ultimátum, ERC propone la prórroga como paso previo a unas elecciones de las que surja un Govern que trabaje por la independencia; un Ejecutivo que –ha dicho– no podría trabajar con las cuentas presentadas por el Govern.

“Hoy lo que tenemos no son unos Presupuestos de Estado en construcción, sino los de una autonomía en agonía”, ha lamentado, y ha criticado que las cuentas presentadas en el Parlament y la ley de acompañamiento no mencionen la creación de estructuras de Estado.

LEY DE ACOMPAÑAMIENTO

Precisamente los republicanos han presentado una enmienda a la totalidad de esta norma con un texto alternativo, aunque ya han avanzado que votarán contra las enmiendas presentadas por el resto de la oposición, facilitando así que el texto del Govern siga tramitándose en el Parlament junto a las cuentas.

El texto alternativo de ERC promueve, entre otras medidas, una subida del tipo impositivo sobre los casinos, la revisión del impuesto sobre grandes superficies, que el trato fiscal para familias monoparentales sea el mismo que para las numerosas, así como la fijar un tope salarial de los directivos del sector público para que no puedan cobrar más que los consellers.

Además, promueven la creación de una Ley Tributaria de Cataluña, y una revisión de la normativa sobre patrimonio de la Generalitat que siente las bases de cara a una hipotética redistribución de los activos y pasivos de las administraciones públicas en una negociación con el Gobierno central sobre la independencia de Cataluña.