Compartir

MÉXICO DF, 15 (EUROPA PRESS)

Integrantes de la Fuerza Rural y de los actualmente extintos grupos de autodefensa han bloqueado este domingo los accesos por carretera a varios municipios del estado mexicano de Michoacán en protesta contra la violencia derivada del narcotráfico y han exigido una mayor coordinación entre las autoridades locales y federales para poner fin al problema y detener a los responsables.

Durante las protestas, han denunciado el supuesto abandono por parte del Gobierno federal y han asegurado que no están recibiendo ningún tipo de ayuda para poder armarse o para luchar contra los grupos del crimen organizado. Por ello, han anunciado el resurgimiento de los grupos de autodefensa en la región, según el diario mexicano 'Milenio'.

Estos grupos estaban formados por civiles armados, principalmente por agricultores y ganaderos, que tomaron el control de la seguridad pública ante la desconfianza en las autoridades locales. Un movimiento que nació como respuesta ante las extorsiones, secuestros, asesinatos, violaciones y otros abusos a manos del crimen organizado y de los narcos.

A principios de año, tanto el presidente, Enrique Peña Nieto, como el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, declararon como ilegales o al margen de la ley a los grupos de autodefensa, que fueron disueltos formando en su lugar la Fuerza Rural.

LA PROTESTA

Desde primera hora del domingo, grupos armados se trasladaron hasta los principales accesos de seis municipios para bloquear el tráfico. Además, varias líneas de transporte público fueron cortadas alegando no poder controlar las condiciones de seguridad necesarias.

Como consecuencia, los municipios de Acuitzio, Uruapan, Apatzingán, Zamora, Carácuaro y Ziracuaretiro estuvieron incomunicados por carretara durante horas.

Según han relatado manifestantes al diario 'Milenio', han protestado ante el abandono sistemático del Gobierno federal que, en su opinión, “no ha respaldado a la Fuerza Rural para cumplir la tarea de hacer frente a los grupos criminales que operan en la entidad, ni tampoco para atrapar a los líderes más visibles de Los Caballeros Templarios”, cártel que opera en Michoacán.

“Estamos seguros de que si se coordinaran todas las fuerzas de Gobierno, en menos de 15 días estarían presos y detenidos todos los delincuentes que están lastimando al pueblo michoacano”, se leía en un cartel colgado en uno de los camiones con los que se bloquearon las carreteras.

Además, han denunciado que el objetivo principal de las autoridades tendría que ser la detención de Servando Gómez Martínez, más conocido como 'La Tuta' y líder del cartel. Entienden que la detención no se ha producido por la falta de coordinación de las autoridades.

No es la primera vez que los grupos ciudadanos protestan en Michoacán. A principios de 2014 se multiplicaron las manifestaciones pero en abril entraron en un proceso de disolución forzada que los transformó en dos nuevas corporaciones gubernamentales: la Fuerza Ciudadana y la Fuerza Rural.

Solo en los diez primeros meses de 2014, 823 personas han sido asesinadas en Mochoacán, 112 más que en el mismo periodo del año pasado, según los datos de la Secretaria Ejecutiva de Seguridad del Gobierno federal. Con estas cifras, 2014 se cerrará como el año con más muertes desde 1996.

Desde 2007, poco después de que el ex presidente Felipe Calderón lanzara un combate frontal contra el crimen organizado, más de 104.000 personas han muerto asesinadas y más de 30.000 desde que llegó al Gobierno de Peña Nieto.